Asombroso Spider-Man #54

asombroso spider-man 54.jpg




Una montaña rusa de emociones

Ni punto de comparación con el mes anterior. El número 54 del Asombroso Spider-Man es para comentarlo con profundidad. A mí me va a volver loco el tener que hacer reseñas de tomos donde a la larga -o a la corta- acaban apareciendo entre tres y cuatro historias bien diferentes entre sí. Imaginaos una película donde se mezclase la comedia, el gore, el drama, la accion y el suspense. ¿Dónde la ubicas cuando realmente está en tierra de nadie?. Pues suele ser dificil. Aquí estan bien diferenciadas entre sí. Una empieza y otra acaba. Pero seamos realistas, empiezas el tomo y no lo sueles soltar hasta que lo acabas, con lo que las diferentes sensaciones se van produciendo constantemente. Desde luego es lo que me ha producido el número que nos ocupa, uno que pensaba (no sé deciros por que, quizás por la portada) que iba a ser aburrido y ha acabado teniendo buenísimos momentos. Aunque la historia que protagoniza la portada del número no me ha satisfecho -ni de lejos- plenamente.

Como a-co-jo-na el Extremista

Por lo menos a mí me ha dejado en un rincón y tiritando de miedo pensando en encontrarme con un tipejo poseedor de ese aspecto. Si a eso le añadimos que casi está más loco que la prole de Kraven, el cocktail es de lo más atrayente y peligroso. Porque siendo sinceros, nos atrae los extraño y lo desconocido. Si bien es cierto, o por lo menos me lo huelo, que El Extremista no creo que sea un villano recurrente en la vida del arácnido. Aunque mirándolo bien, ¿cuanto hace que no vemos un villano carismático que con el tiempo se ha quedado asentado en el panteón de los malos malosos? ¿Venom? ¿Morlun?. A Spidey le hace falta nuevos enemigos que con el tiempo se hagan poco menos que imprescindibles, quizás ahí esté teniendo (aunque bien mirado, eso pasa con la mayoría de superhéroes conocidos) un puntito negativo que habría que subsanar cuanto antes.

Lo mejor, o lo que más me ha gustado, de la historia que protagoniza este nuevo villano, ha sido su forma de ver las cosas. Radical, eso sí, pero al fin y al cabo hace una disección de algunos personajes conocidos bastante acertada. Destacaría de nuevo a ese villano traumático (sólo hay que ver su pasado y la influencia de su progenitora) que al final provoca más que pena que otra cosa, si no fuese porque nos acordamos de sus metodos radicales a la hora de llevar a cabo su misión.

Pero lo que más me ha gustado tendría que situarlo precisamente en el final de la historia. Donde nuestro amado/ odiado J. J. Jameson tiene que tomar una decisión que en más de un momento le habría gustado tomar (o eso nos ha dado a entender muchas veces). Aunque una vez más la cabezonería (envidia lo llamaría yo) hace acto de presencia y volvemos al mismo rollo de siempre. Spider-Man es más malo que la quina y después de 40 años de historia voy  a seguir con mi lema de "el trepamuros es lo peor que le ha podido pasar a nuestra querida ciudad y hay que pararlo como sea". En fin, al menos Spidey le suelta alguna frase lapidaria que cualquier persona (¿lo sopesará Jameson?) con sentido común y dos dedos de frente le haría rectificar su comportamiento.
 

 
Buen trabajo el de Fred Van Lente a la hora de plasmar una historia donde el drama y la acción se combinan casi a la perfección. Lástima que una vez más, no le echo la culpa al dibujante Javier Rodríguez, Michelle cambie de aspecto físico según convenga. Igual parece latina en ocasiones como medio asiática en otras. Supongo que todavía no se han puesto de acuerdo en como mostrarla al lector. Menos mal que no hicieron lo mismo con nuestra adorada Felicia Hardy.

Un primer encuentro con el Capitán América carente de emoción

Los cómics, el cine, la literatura, tienen la ventaja sobre el mundo real (sí, el nuestro) de poder jugar con el tiempo. Igual pueden viajar al pasado como al futuro. Asi que siempre habrá cosas que contar (unas veces acertadamente y con dignidad, mientras que en otras no dejan de ser meras memeces) sobre momentos determinados de algunos personajes bien conocidos. Y digo yo, ¿me tiene que importar -tal y como lo he leído- este primer encuentro entre Spider-Man y El Capitán América? Lo digo porque para mí sobra totalmente de principio a fin. La fuí leyendo y me pareció una historia totalmente insustancial y carente de cualquier tipo de emoción. El Hombre de Arena por en medio y cuatro personajes sacados de la manga para la ocasión que me dejaron estupefacto por lo estúpidos que parecían. Todo ello para que Spidey y el Abanderado se encontrasen por primera vez. ¿Y esto está en continuidad? ¿en serio me tengo que tragar que lo que hemos leído este mes fué la primera toma de contacto entre ambos superhéroes? Porque encima tengo que suponer que nos saltamos a la torera no pocas cosas a favor del mundo actual que nos rodea. Es decir, si nos ceñimos a los años sesenta -cuando Spidey fué creado y El Capitán América fué revivido por Namor en Los Vengadores- internet no existía (ambos personajes hacen referencia en un momento dado a la "Wikipedia"). Así que me lleva a pensar que igual Spider-Man Capítulo Uno todavía está vigente en cuanto al origen del personaje. O igual simplemente ni se han planteado dicho detalle y les ha dado totalmente igual, sin tener en cuenta la actualización aberrante que llevó a cabo John Byrne en los años noventa.

Si a todo lo anteriormente expuesto, que para mí no es poco, le sumamos el continuo peloteo (sí, ya sé que hasta cierto punto es lógico) entre los dos superhéroes (algo que me ha recordado a lo que se ha visto en Batman/ Superman. Donde los dos personajes no hacían más que dorarse la píldora mutamente texto sí y texto también), la verdad es que la lectura de esta historia me ha resultado bastante tontilla y ridícula. Se habría podido hacer de mil formas diferentes (yo habría escogido a un dibujante como Tim Sale o similar) y con ingenio. Aquí ese adjetivo no se nota por ninguna parte.

Stan Lee intentando contratar a Spider-Man

Precisamente Pat Olliffe habría sido perfecto, a mí me encanta a la hora de plasmar el ambiente clásico del personaje, para la historia que he comentado antes. No es la primera vez que Spider-Man intenta ganar dinero gracias a sus poderes -o fama-, pero otra cosa es que el que lo intente contratar sea precisamente su creador, Stan Lee. Nos movemos en ese ambiente donde la comedia y los momentos nostálgicos (fijaos en la viñeta final) van de la mano. El supervillano, en esta ocasión, es lo de menos. Un Torbellino sin su conocido casco que intenta ponerle las cosas difíciles a nuestro héroe, pero que acabará mordiendo el polvo a las primeras de cambio y casi sin sudar. Son aventuras donde importa más lo que Peter tiene que asumir, en este caso que su vida no es fácil y tiene que aceptar que los negocios no son compatibles con su faceta heróica, que otra cosa. Interesante la propuesta de Busiek, sobre todo porque tiene las páginas justas pa
ra no cansar y dejar al lector con un buen saborcillo de boca.

No podía faltar la aventura tonta del tomo

Tranquilos, dura poco y en un pis pas se lee de principio a fin. Si no es por el original dibujo Jim Mahfood creo que directamente habría pasado hasta de reseñarla. Ni de coña querría a Mahfood como dibujante regular de Spider-Man, pero para una historia corta y sin muchas (por no decir ninguna, que es lo que pienso) pretensiones, funciona. Una vez más, ya he perdido la cuenta, Peter y Mary Jane cruzan sus destinos. La trama es una tontería, una chorrez, una estupidez, en serio. Meter a la villana Paper Doll (si se acuerda alguien de ella no creo que sea en positivo) ya ha sido una memez, pero tampoco puedo esperar mucho de las historias que nos quieren meter con calzador donde el héroe y la pelirroja juntan sus vidas.

Un ejemplo de por qué no estoy en contra de las historias cortas

Tengo que ponerlo. No me salen sarpullidos cuando leo aventuras donde el número de páginas son ínfimas. Aunque en la mayoría de las ocasiones suelen ser bobadas que no pasan de meras anécdotas que olvidamos nada más leerlas. Otras veces, las que te quedas satisfecho, agradeces que te obsequien con una buena historia. O por lo menos que cumpla, que sería lo mínimo.

Ben Reilly lleva protagonizando algunas aventurillas en los ultimos meses, y la que toca este mes me ha dejado un buen sabor de boca. No hay acción, no hay supervillano a batir, pero muestra claramente las razones de que el clon de Peter Parker no haya podido tener la felicidad que hubiese querido en su vida (dejando aparte la mala suerte que acompaña al apellido Parker y sucedáneos). Una historia dramática donde las haya y que aporta luz a algunos puntos oscuros de Reilly.


En resumen

Un tomo superior al que vimos el mes pasado, aunque desequilibrado en algunos aspectos (la perfección es difícil de conseguir). Los fans acérrimos del personaje, o los coleccionistas, agradecerán su compra. Aunque el mes que viene la cosa vendrá cargada de polémica. Para bien y para mal. Ya que Un Momento en el Tiempo dará muchísmo que hablar. Yo ya lo digo en "abierto", no lo he leído todavía. Así que estoy en completa desventaja hacia los que ya lo habéis hecho mediante otros medios bien conocidos. Reprimios, esta no es la reseña para ello, pero el mes que viene se abre la veda.

 

34 comentarios

  • El protagonista de la ultima historia es Ben Reilly. Por lo demás, coincido con tu valoración del tomo. Y es increible el cinismo de Jameson al final, cuando lleva 50 años intentando cortarle el cuello a Spiderman, ya sea en persona o por medio de terceros XD

  • Me alegro que me hayas indicado lo de Reilly. La verdad es que se me han cruzado los cables y he puesto el nombre que no era.
    ¡Un saludo Fernando!

  • El Extremista me ha recordado por momentos a Carroña, aunque éste asustaba aún más. Su historia es entretenida, con un buen climax final al estilo clásico Jameson-Spiderman.
    El resto del tomo, como dices, es prescindible. Sólo para coleccionistas completistas.
    Bajo mi punto de vista, el trepamuros es un personaje cuyas series van como un pollo sin cabeza, funcionando solo a base de golpes de efecto relacionado con explicaciones pre-OMD que a la postre acaban en agua de borrajas.
    Nada que ver con el resto de series Marvel, al menos las que sigo, en las que mes tras mes van continuando tramas, y se van continuando, muy interesantes.
    Estos últimos tomos de Spiderman son de los que no hacen afición precisamente… En cuanto salimos de Amazing, especialmente.
    Y Paper Doll, en manos de Marcos Martín, es una preciosidad. Como todo lo que hace.

  • el tomo no ha estado mal, y admito que era mejor que el anterior, en realidad soy de los que prefieren pensar que triple J es una buena persona despues de todo, y me gusta la explicación que Stan Lee dio a el odio al personaje hace un porrón de años (en la primera aparicion de electro, exactamente BM:Spiderman 2)
    la historia de Spidey y el capi no estaba mal pero era completamente prescindible, e igual con la de Paper Doll, y cambiando de tema, se nunca he leido Chapter one, he oido que era malisimo, y no se por que pero eso es precisamente lo que me da ganas de leerlo, curioso, me dan ganas de leer/ver lo que me dicen que esta bien (ejemplo: la ultima caceria) y lo que dicen que esta mal (ejemplo: chapter one)

  • Se me olvidaba lo del cambio de raza de Michelle. Cuando leía el tebeo, al verla pensaba que era un personaje nuevo. ¡Qué caos!

  • respecto al estilo de dibujo no se que decir,en ninguna de las historias salvo la de “Make Mine Marvel” y la de Ben Reilly, en esas dos me gusta el estilo de dibujo, pero, en la del capi y el extremista, pues eso, no se que decir, a mi me daba la sensación de que cambiaba el dibujante (no con los flash backs, ahi obviamente cambiaba) y en la de MJ, prefiero no hablar del tema.

  • ni yo ni nadie, cada vez menos gente habla en el blog.

  • Disculpen mi ignorancia pero, ¿cuál es realmente el comic dónde se juntan por primera vez Spider-Man y el Capitán América?

  • Ultimate Man-Spider

    Sobre lo que dice SpeedRaptor, yo sí he leído Chapter One (unos cuantos números, nada más) y a mí no me pareció tan malo.
    Yo creo que se exageró un poco la mala calidad, porque los fans dijeron (y yo estoy de acuerdo) que era imperdonable querer sustituir y/o equipararse a los primeros números de Lee y Ditko.
    Sin embargo, a mí me resultó entretenida la manera de presentar las historias algo más modernas, aunque jamás aceptaría la idea de que entran en continuidad.
    Por cierto, en mi enciclopedia de Spiderman sale que en el volumen 2 presentaron a un enemigo (Capitan Power) salido de Chapter One. ¿Lo quitaron de continuidad al quitar CO, no?

  • Julián M. Clemente

    Hablo de memoria, pero probablemente el primer encuentro cronológico de ambos sea en Amazing Annual #3, de 1966, la primera vez que proponen a Spidey unirse a Los Vengadores.

  • Julián M. Clemente

    Chapter One estuvo en continuidad durante un breve espacio de tiempo. Creo recordar que el primero que dijo que a efectos prácticos Chapter One estaba fuera de continuidad fue Paul Jenkins. En Marvel, con buen criterio, simplemente se olvidan estas cosas, en lugar de dedicar complicadísimos crossovers a quitarlas de en medio. Y hasta ahora les funciona.

  • bueno, en realidad no he preguntado eso (en realidad no he preguntado nada) pero esta bien saberlo, gracias por la información, por cierto (y esta vez si voy a preguntar algo) ¿Quien demonios hace complicadisimos crossoverspara quitar de enmedio algo que no funciona? sin animo de ofender pero me parece estupido.

  • Los señores que montan pitotes cósmicos con tal de “arreglar” (cuando lo único que hacen es JODER) la continuidad,son los de DC,la Distinguida Competencia.
    Si bien pueden gozar de grandes autores y etapas,lo complicado de esta continuidad hace que por ejemplo nunca se sepa si Bruce Wayne sabe quién es el asesino de sus padres (Joe Chill)o no,dado que alteraron ese hecho pero muchos guionistas pasaron de ello,o las aún indeterminadas causas de la explosión de Krypton y la etapa de Clark como Superboy,que segun X guionistas fue durante su preadolescencia y según otros,nunca fue :S (unos dicen una cosa y otros otra),y ya ni en DC saben cual es el origen a utilizar en continuidad para cada personaje (Superman,por poner un ejemplo,tiene unos 5 distintos…y no se sabe cuál es el que se debe utilizar en la cronología del personaje).

  • ah, vaya cag… la de la Distinguida.Competencia. (me encanta ese nombre)

  • “(Superman,por poner un ejemplo,tiene unos 5 distintos…y no se sabe cuál es el que se debe utilizar en la cronología del personaje).”
    Yo siempre pensé que el origen de Superman más usado, o mejor dicho más recurrido, era el de John Byrne. Por lo menos a mí es el que más me gusta. También creí que, para Batman, Año Uno y sus sucesivas continuaciones eran las historias más recurridas para referirse al origen del personaje. Aunque tal vez me haya quedado en el tiempo y ya ni siquiera se tengan en cuenta a esta altura dichas historias de ambos personajes.

  • Julián M. Clemente

    El origen de Byrne quedó descartado hace ya otros dos orígenes más (el de Birthright y el de Secret Origins). éste último está muy bien, por cierto. Lástima que Johns no haga lo que tendría que hacer, que es Action Comics, porque no es que Superman atraviese su peor etapa en años, pero se le acerca peligrosamente.
    En cuanto a Batman, creo que el origen de Miller es de momento incontestable, pero la cronología posterior la han cambiado también varias veces, como por ejemplo la figura de Joe Chill, que tan pronto está en continuidad como que no.
    Un desastre, vamos. Y no hacen más que complicarlo más cada dos por tres.

  • ¿Existe alguna razón específica por la que DC haga esto o simplemente es un tema que se les fue de las manos con tantas Crisis? Uno pensaría que la primera vez que lo hicieron fue para actualizar sus personajes o atraer más lectores, lo cual es justificable, pero ya que algunos personajes cuenten con hasta 5 orígenes diferentes y que no sepan a cual recurrir como señaló CrimsomSpider, me parece ridículo.

  • Julián M. Clemente

    Yo creo que hay un motivo fundamental, y está en las personas que han dirigido DC en los últimos años y que la han abocado a una situación muy similar a la Marvel de Bob Harras, hecha unos zorros y necesitada urgentemente de un Director Editorial que sepa atraer buenos autores y que hagan obras que no estén supeditadas a sus lectores de cuarenta años, que son los que están obsesionados con el número de tierras alternativas.

  • a mi a decir verdad me da igual lo que haga la DC, mientras no influya en otras compañias.

  • Enorabuena a Spiderman. Puesto que ayudó en las tareas de desescombro de las Torres Gemelas, supongo que habrá respirado tranquilo con la muerte de Bin Laden.

  • “enhorabuena”, me faltó la “h”.

  • “supongo que habrá respirado tranquilo con la muerte de Bin Laden.”
    No lo creo. Spiderman no suele alegrarse por la muerte de nadie. Ni siquiera por la muerte de terroristas mundiales de primer orden.

  • Hombre ya, por eso dije que habrá respirado tranquilo, no que se habrá alegrado 😉

  • Podría ser un buen momento para recordar el comic de las Torres Gemelas. ¿Qué tal un hilo sobre aquella historia de Strazinsky, su valoración, repercursión en su día, ventas, etc? ¿Fué Marvel oportunista como se tildó también a Bruce Springsteen, o era un comic necesario?
    Si alguno de los chicos de BJLM tiene tiempo y se anima, ahí dejo mi sugerencia.

  • Me animaría yo, pero cada vez me cuesta más escribir y necesito mucha inspiración para escribir un artículo minimamente digerible (aunque la taurina es una ayuda notable).
    Yo disfruté la historia de las torres gemelas en su momento, luego la odié bastante por influencias externas que no terminaba de entender del todo, y finalmente he terminado por considerar que ese episodio, leído en su contexto, es una de las obras maestras de JMS en su primera etapa para Amazing Spiderman.

  • El único pero de ese episodio de las Torres Gemelas es que sobran las viñetas en las que aparecen malosos reunidos (por ejemplo recuerdo al Doctor Muerte) mirando con cara de apenados por el desastre que están contemplando.
    ¿Apenados? ¿Les da cosilla el mayor atentado (real) de la historia? ¡Pero si ellos en los comics las preparan aún más gordas! XDDDD.
    Entiendo que JMS quería mostrar que el atentado fue atroz y horrible. Y lo muestra bien en cuanto a la parte superheróica que interviene en el episodio. Pero lo de los supervillanos no pega. Por mucho contraste que quiera meter.
    Supongo que el mensaje es: “Osama Bin Laden es lo peor de lo peor”. Pero eso ya lo sabíamos sin tener que ver al Doctor Muerte “poniendo carita de pena”.

  • Julián M. Clemente

    Es cierto que ése fue un gran error. Creo que quien acertó de pleno fue Brubaker, al identificar a los grandes villanos del Universo Marvel con los grandes villanos del mundo real. Si el Doctor Muerte existiera, habría sido un amigo íntimo y un gran admirador de Bin Laden.

  • Yo no tengo ese comic nada fresco en la memoria. Puede que una relectura me haga colocarlo donde se merece,puesto que tengo entendido que es uno de los mejores de JMS, como dice Fox. Sin embargo, en su día, su lectura me resultó al final un poco tediosa. Puede que fuese por el hartazgo sobre el asunto, ya que pude conseguirlo directamente de Estados Unidos y leerlo en medio de toda aquella saturación mediática, pero lo cierto es que al final del comic me invade una sensación, salvando las distancias, similar a la que te transmiten los guiones del Spiderman de McFarlane. Viñetas que se comentan por sí sólas con apoyos textuales que parecían algo redundantes, facilones, previsibles. Strazinsky declaró en su día que no le hizo falta encontrar las palabras, que las palabras lo encontraron a él.
    En fin, me quedo con que es un comic histórico, indudablemente, un comic-homenaje, con patinazos como los comentados por Spideydave, pero al que, pese a no haberlo releído hace bastante tiempo, creo que debe considerarse como una obra notable.

  • Yo la verdad es que creo que es un producto puramente anecdótico.
    Entiendo que Marvel sintiese la necesidad de decir “algo” en aquel momento, pero en realidad no creo que se llegue a decir “nada” y su único valor es el de ser un documento historico que refleja el sentir popular.
    Opino, como Julián, que lo mejor es utilizar las metáforas y no ser tan directos en estos temas…
    Cambiando de tema, estoy deseando que llegue la reseña de “Un Momento en el tiempo”, ya que me gustaría comentar unas cuantas cosas…

  • “Creo que quien acertó de pleno fue Brubaker, al identificar a los grandes villanos del Universo Marvel con los grandes villanos del mundo real.”
    Creo que a ello también colabora la propia esencia de Cráneo Rojo. No es concebible escribir a este villano con una lagrimita en los ojos mientras contempla el desastre del World Trade Center. Kingpin, Doctor Muerte… pues ok, aceptamos barco, pero Cráneo Rojo es el diablo de América. Brubaker dijo algo así como que, si Estados Unidos ardiese, Cráneo Rojo sería el único villano que contemplaría las llamas tocando el arpa.
    “estoy deseando que llegue la reseña de “Un Momento en el tiempo”, ya que me gustaría comentar unas cuantas cosas…”
    ts, ts, que viene, que viene XD

  • “ts, ts, que viene, que viene XD”
    Bueno, ya adelanto que me ha gustado bastante (salvo por unos pocos detalles que ya matizaré más adelante).
    Y es la historia en si lo que me ha gustado, no hablo de rollos de continuidad ni nada similar…

  • Ya la comentaremos cuando llegue el momento, pero me parece que poco hay que hablar fuera de esos rollos de continuidad y similares que señalas. La historia en sí, a mí me parece una “Conversación” de tercera.

  • “La historia en sí, a mí me parece una “Conversación” de tercera.”
    A mi me parece más interesante de lo que se suele decir. Literalmente nos cuentan porqué MJ y Peter no pueden estar juntos.
    No hay sorpresas (todos sabemos los trapos sucios de la relación) pero ahi está la gracia del asunto.
    Para mi es más bien la otra cara de aquel anual hecho por Matt Fraction y Salvador Larroca.
    Tengo pocas pegas respecto a “Un momento en el tiempo”. Quizás se echa en falta un dialoguista más brillante que Quesada (los dialogos son correctos, pero un guionista “de verdad” habría sacado oro con este argumento).

  • Respecto al numero del 11-S, yo no interpreto la viñeta del Dr.Muerte como apenado por el ataque a las torres… Yo lo veo como un personaje ficticio, que comete actos terribles y que no son reales observando los actos terribles y reales de una amenaza real.
    No se si me he explicado, son las doce de la noche y no he cenado XD.
    Respecto a OMIT, lo esperaba muchisimo peor, la verdad. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *