Así veré Spider-Man 3

No sé si soy objetivo, tal vez tenga sesgada mi percepción con respecto al estreno de Spider-Man 3 por estar metido en el mundillo arácnido como aficionado que soy, pero ya hacía tiempo que no veía tanta expectación con el estreno de una película. Dicen que la afluencia a las salas está bajando, pero la tercera parte de la trilogía que firmó Sam Raimi ha logrado atraer la atención de los medios y del público, que ya está adquiriendo sus entradas con antelación. Parece que la piratería, o la espera al DVD, no puede competir con las ganas de saborear la cinta en una pantalla como se merece, para disfrutarla al máximo. Y es que las muestras que se nos han permitido ver, auguran una peli espectacular.
Yo ya he comprado, por internet, mis localidades para el sábado.

cinesp3.jpg

El día del estreno, el viernes, trabajo en turno de noche, por lo que tengo que post-poner su visionado para el sábado. En la segunda parte, me ocurrió algo similar y tuve que ir a una de las primeras sesiones, y fue horrible. Montones de niños que no hacían más que aplaudir cuando aparecía Spider-Man o que reclamaban su comparecencia cuando no estaba en pantalla. Algunos comenzaron a tirar agua y unas madres empezaron a gritar, provocando todavía más las gamberradas de los tiernos adolescentes.
Esta vez no me ocurrirá lo mismo. Voy a ir a una de las salas más grandes de mi ciudad, para mí la mejor, y he elegido los asientos de manera estratégica, como siempre hago cuando voy a este cine. En la imagen podéis ver las cuatro butacas que tengo reservadas(en color blanco), centraditas y con un pasillo justo a la espalda para no oír las charletas de los de detrás, que son las más molestas, ni aguantar las pataditas.
¿Me estaré volviendo un poco cascarrabias?

26 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *