Entrevista a J.M DeMatteis

Con motivo del próximo lanzamiento del libro de Julían M.Clemente, Spider-Man La Historia Jamás Contada recuperamos la entrevista que realizó en Noviembre de 2014 a J.M DeMatteis, el legendario guionista de La Última Cacería de Kraven y una memorable etapa en Spectacular Spider-Man entre muchos otros trabajos,con el objetivo recopilar de recopilar información para dicho libro.

JM de Matteis

 

JC –He oido que de niño solías escribir al correo de los lectores de las colecciones de Spider-Man, ¿es eso cierto? Como lector ¿cómo descubriste al personaje?

DM-Escribí no solo al correo de Spider-Man, sino también a muchos otros comics de Marvel. En cierto modo, el correo de los lectores nos proporcionaba la misma conexión que Twitter y Facebook hoy en dia (aunque bastante menos inmediata). Te daba la sensación de estar comunicándote con esos autores y dibujantes cuyo trabajo significaba tanto para ti.

Y sobre cómo descubrí a Spider-Man, fui consciente de su existencia durante años, fue durante el instituto cuando, como si de religiones se tratase, me convertí de DC a Marvel, totalmente arrastrado por el universo que habían creado Lee, Dikto, Romita y los demás. Mi primer acercamiento real a Spidey fue la clásica historia en la que se revela que Norman Osborn es el Duende Verde. La primera parte tiene una portada en la que aparece el Duende, volando sobre las calles de la ciudad y arrastrando a un Spider-Man atado y sin máscara. Me cautivó entonces y sigue siendo una de mis portadas favoritas de todos los tiempos.

Aunque  como lector me encantaba Spidey, especialmente  la era Lee-Romita, fue como escritor cuando me enamoré realmente del personaje, Peter Parker, como he dicho en ocasiones anteriores, es uno de los personajes de comic  mainstream más reales a nivel psicológico. Yo creo en Peter. Y me identifico con él. Y cuando empecé a escribir sus aventuras fue cuando realmente descubrí  esa conexión.

Hablemos de tu primer trabajo con Spider-Man, Marvel Team-Up #101 ¿Cómo llegaste a escribirlo?

Si no recuerdo mal Dennis O’Neal me preguntó si quería hacer un número. Así de simple.  Siendo como era un escritor joven y con ganas de comerse el mundo , inmediatamente dije que sí.  Hubiera dicho que sí si me hubiesen pedido que escribiera un número de Millie la Modelo.

JC-¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Denny?

Denny es un hombre de gran inteligencia y un sentido profundo y desarrollado de que es lo que hace que una historia sea buena.  Le tenía un gran respeto incluso antes de trabajar con él. Con un editor como él ni siquiera puedes empezar a preguntarte «¿Qué puedo aprender yo de este tío? Sabes que vas a aprender algo solamente por trabajar con él.

JC-Tom DeFalco fue tu editor a principios de los 80 y parece que, bajo su liderazgo, hubo una fuerte conexión entre todas las cabeceras arácnidas. ¿Cómo fue trabajar con Tom? ¿Te resultó difícil coordinarte con el resto de guionistas?

DM: Tom DeFalco es una de mis personas favoritas del negocio. Un escritor magnífico, un editor soberbio y un maravilloso tipo-para-todo. Trabajar con él en MTU fue un placer. Ciertamente sabía que era lo que le gustaba y lo que no, pero era la clase de editor que te hacía una llamada solo para contarte que se había leído tu último guión y que le encantaba…y, en el proceso, te alegraba el día.Y en cuanto a las interconexiones de las cabeceras: Tom se aseguró de que todos supiéramos lo que ocurría en cada comic de Spidey. De hecho, según recuerdo, cada cabecera tenía asignado algo específico en lo que enfocarse.  Disfrutaba del personaje de Tia May (otro personaje del que me enamoré tras empezar a empezar a escribir sobre ella) , así que Tom me animó a explorar el personaje… y el resto de personas del asilo.

JC-¿Como lidiaste con las limitaciones inherentes a Marvel Team-Up?

DM-Intentando que las historias importasen. No quiero decir que tuvieran que dejar un gran impacto a lo largo del Universo Marvel, solo que las historias debían tener un interés psicológico y emocional. La limitación, por supuesto, era que en cada número debía usar a otro personaje con el que Spidey hiciera equipo. Pero, pensándolo ahora, no era una limitación, era un desafío. «¿Cómo puedo hacer una historia y que signifique algo para estos personajes?»  Lo repito, intenté que las historias importasen. No sé si lo hice conscientemente desde el principio, pero a medida que continuaba mi etapa en MTU, se convirtió en mi mantra.

Spider-Man demonio veloz

JC-Usaste a Alimaña, un personaje que crease en Capitán America junto a Mike Zeck, en una historia de Team-Up. ¿Te diste cuenta del enorme potencial del personaje o para tí era solo «otro monstruo»?

DM-Simplemente pensé que era un personaje interesante, pero no sabía si lo volvería a usar alguna vez. Más tarde lo recuperé en mi etapa en Capitán América y luego en MTU y empecé a hallar las interesantes capas y niveles de la psique de Alimaña. Pero no me di cuenta de verdad de la profundidad del personaje hasta que lo usé en en La Última Cacería de Kraven y, más tarde, en Spectacular Spider-Man.

JC- ¿La estructura de la cabecera- traer a un invitado distinto en cada número-una ventaja o una desventaja?. Creía que era difícil usar a Peter Parker en MTU, pero lograste introducir muchos momentos significativos para Peter.

DM- Recientemente estuve hablando del tema en una convención: Cuando escribes un comic de Spidey, no estás escribiendo sobre un héroe cualquiera llamado Spider-Man. Con o sin su máscara, el comic es sobre Peter Parker. Así es como me sentía (más intuitiva que conscientemente) desde el comienzo. Tom DeFalco quería de verdad que MTU fuese una parte integral de la línea de comics de Spider-Man, no solamente una colección de tercera categoría. Quería que (aquí viene la palabra de nuevo) importase.

JC- Afirmaste que la cabecera no te satisfizo lo suficiente hasta que Herb Trimpe la dejó y se unió a ella Kerry Gammil. ¿Cómo sucedió eso?

DM- El cambio no tuvo nada que ver con Herb, quien hizo un trabajo magnifico (Trimpe es uno de los grandes artistas de Marvel. Su etapa en Hulk es uno de los momentos álgidos de la historia del personaje). Es solo que me llevó seis o siete números encontrar la cabecera, entender lo que quería hacer con ella. Ese cambio coincidió con la marcha de Herb y la llegada de Kerry. No tuve nada que ver con el cambio de dibujante: según recuerdo, Herb decidió cambiar de encargo y Tom contrató a Kerry para remplazarle.

Adoro el trabajo de Kerry. Es uno de esos artistas que puede representar la acción superheroica tan bien como cualquiera, pero nunca pierde la humanidad de los personajes. Él podía encargarse de los pequeños momentos íntimos, de los golpes emocionales esenciales, y transmitir de verdad el corazón y el alma de la historia.

JC-Escribiste algunas historias emotivas sobre gente anciana en MTU. La historia de la Gárgola fue fantástica, así como las historias de Dominic Fortune y El Vigilante. Parecías tener un gran cariño por Tia May y el resto de personajes del Asilo Restwell . Esa clase de temas no eran demasiado tratados en esa época. ¿Por qué te parecían tan importantes? 

DM- Parte de eso fue porque tenía carta blanca para desarrollar a los personajes del Restwell. Otra parte surgió de mi interés por el personaje de Tia May quien, una vez empecé a escribirla, se reveló como un personaje más profundo y mucho más complejo de lo que jamás habría imaginado. No creo que estuviera intentando centrarme en personajes ancianos de manera consciente. La Gárgola, un personaje creado por mí (diseñado por mi colaborador en Los Defensores Don Perlin) era un hombre de ochenta años atrapado en un cuerpo de gárgola. En aquel entonces, simplemente pensé «Mmm, es una idea interesante», pero echando la vista atrás puedo ver que hubo algo que me atrajó, que me fascinó. Centrarme en personajes de edad avanzada me permitió formular preguntas sobre cómo vivimos nuestras vidas, como afrontamos nuestras muertes, quienes somos a medida que envejecemos… Esos personajes me permitieron explorar esos temas.

Spider-Man y el Vigilante

JC:¿Por qué dejaste de escribir MTU?

DM: Estuve en la cabecera durante unos tres años. Es mucho tiempo para escribir historias de team-up. Simplemente sentí que ya había dicho todo lo que podía decir en MTU y era hora de pasar a otra cosa.

JC: Hablemos de La Última Cacería de Kraven. Cuanto se diferenciaban tus borradores iniciales de tus ideas sobre Batman y el Hombre Maravilla de la saga de Spider-Man que resultó al final? ¿Cuánto trabajaste en la novela gráfica de Batman?

JM: La historia del Hombre Maravilla era solo un concepto… basado en la idea de El Segador,  el hermano del Hombre Maravilla, matando y enterrando al Hombre Maravilla (del que se había establecido que tenía la habilidad de regenerarse). En la versión del HM, pasaban alrededor de seis meses hasta que salía de la tumba. Le habían robado seis meses de su vida y estaba cabreado. El centro emocional de la historia estaba en la relación entre los dos hermanos: enemigos acérrimos, pero también familia. No importa cuánto se odiasen, también se querían. Era una dinámica interesante. Tom DeFalco rechazó la historia…y menos mal que lo hizo. No creo que la gente siguiera hablando veinticinco años después de La última Siega del Segador.

La historia de Batman pasó por dos versiones, una con el Joker, otra con Hugo Strange. Estos eran conceptos escritos, resúmenes de unas dos o tres páginas. Ambos fueron rechazados, uno por Len Wein y otro por Dennis O’Neal (solamente soy rechazado por los mejores del mundillo). Recuerdo que mi amigo Mark Badger, el maravilloso artista con el que trabaje en Gargoyle y Greeneberg The Vampire, hizo una ilustración de Batman abriéndose paso a través de su tumba como acompañamiento de la versión de Hugo Stange.

Unos seís o siete años después, cogí los elementos del borrador del Joker y los convertí en un arco argumental de Legends Of The Dark Knight llamado«Volverse Cuerdo»  , el cual considero una de las mejores  historias de superhéroes que he escrito jamás.  La versión de Hugo Strange se convirtió en la plantilla para LUCDK. Como he dicho muchas otras veces, las historias tienen vida propia y debes darles tiempo para que crezcan y evolucionen. Al final, LUCDK tenía que ser sobre Peter Parker.  Su psique única y, por supuesto, su relación con Mary Jane fueron muy importantes para la historia. Y Kraven fue el elemento clave para que todo encajara. Un personaje de tanta profundidad y dolor, tantas contradicciones maravillosas, y cierta clase de nobleza depravada. Soy un gran fan de Dostoievski y Kraven, tal y como lo veía yo, podría haber salido de las páginas de Los Hermanos Karamazov.

Agradezco todos los rechazos que dieron tiempo a mi historia para que encontrase la forma adecuada. Cada elemento tenía que ser el adecuado, especialmente el extraordinario arte de Mike Zeck.

JC: Peter acababa de casarse. ¿Qué opinabas sobre eso? ¿Pensaste que era una situación que duraría veinte años? Noto que MJ fue un personaje central en La Última Cacería. ¿Cuál era tu visión del personaje de MJ?

DM: Tienes toda la razón, el hecho de que Peter y MJ fueran recién casados…fue clave. Se amaban con pasión, y ese amor a Peter fue lo que le dio la fuerza, el coraje y la voluntad para volver. Su mente podría haber colapsado en la oscuridad. Podría haber quedado atrapado en esa tumba y morir. MJ fue la luz que le guió a través de esa oscuridad.

Sé que hay gente a quien no le gustó el matrimonio de Peter y MJ, pero yo no fui uno de ellos. Pensé que Mary Jane era una mujer compleja y fascinante. MJ y Peter eran una pareja muy solida y real. El matrimonio otorgó profundidad a Peter como ser humano, así como a las colecciones de Spider-Man.

Monologo Peter Kraven

JC: Mi cita favorita de la saga es de Peter, en Web #32 «soy solo yo, un tipo normal a quien el destino cogió por el cuello» ¿Es esa tu visión del personaje?

JM: Totalmente. Peter es un hombre de a pie. Soy yo, eres tú. Él no es «el elegido», no es alguien especial. Lo que le hace un personaje tan memorable es que él es un ser humano decente luchando por, como creo que hacemos todos, hacer lo correcto en la vida, pero como muchos de nosotros, muchas veces la fastidia-a veces de forma espectacular. Es imperfecto, tiene fallos. Pero, y eso es por lo que Peter representa lo mejor de nosotros, él siempre afronta esos fallos, se recompone y vuelve a la carga, haciéndolo lo mejor que puede para ser un buen hombre y vivir una vida decente y compasiva. Pero lo repito, no lo hace porque sea especial o un «elegido», representa cualidades que todos tenemos, dilemas que todos afrontamos. Quizás no todos llevemos máscaras y disparemos telarañas, pero creo la mayoría podemos identificarnos con Peter, ver en él un reflejo nuestro.

JC: Sobre «Spider-Man: El Alma del Cazador»: ¿Cuáles fueron los orígenes del relato? ¿Era algo que quisieras hacer o buscaba Marvel una secuela? Parece que Kraven tuvo alguna clase de redención en la historia ¿Era esa tu intención:

DM: Lo que ocurrió es que Marvel recibió algunas cartas de gente que pensó que la muerte de Kraven glorificaba el suicidio, algo que nunca fue mi intención. Kraven estaba atormentado, su mente hecha pedazos. La locura era hereditaria en su familia (su madre murió en un manicomio). La suya no fue una muerte honorable, sino trágica. Quise hacer una historia para enfatizar eso y así es como surgió El Alma del Cazador. No sé si es tanto una historia sobre la redención de Kraven como una historia sobre Peter lidiando con la culpa de dejar morir a Kraven. No fue culpa suya, no sabía que iba a ocurrir, pero siendo como es Peter, se siente responsable por ello. Su encuentro con el espíritu de Kraven- si realmente eso era el espíritu de Kraven- es lo que le permite lidiar con esos sentimientos y seguir adelante.

JC_ «La Última Cacería de Kraven» ha sido para muchos fans una de sus historias favoritas de Spidey. ¿Es también una de tus favoritas? Parece que fue la historia que te convirtió en una estrella. ¿Qué significó para ti como escritor?

DM: LUCDK ha tenido una vida larga y próspera y estoy agradecido de que la gente siga leyéndola hoy en día, a menudo descubriéndola por primera vez. Es una historia complicada para mí porque, en aquella época mi vida era muy agitada. Yo sentía tanto dolor como los personajes de la historia, y creo que es una de las razones por las cuales la historia ha tenido tanto impacto: era real. Tanto Peter, como Kraven y Alimaña reflejaban aquello por lo que estaba pasando en aquel entonces. Pero, por esa razón, a veces me cuesta ver la historia de forma objetiva. La leo y veo un periodo difícil de mi vida.

Lo que puedo mirar de forma objetiva es el dibujo. Mike Zeck es un artista maravilloso, un narrador magnífico. Si otro dibujante hubiera dibujado esa historia… incluso si fuera la misma panel por panel…no habría sido «La Última Cacería de Kraven». Así que gran parte del mérito del éxito de la historia es de Mike.

En cuanto a que Kraven me convirtió en una estrella (lo que sea que signifique eso) : No sé si eso es verdad. Creo que la historia ha crecido con el tiempo. Fue apreciada en aquel entonces, pero no tanto como hoy en día. La serie que de verdad cambió las cosas para mí fue «Moonshadow».  Ahí fue donde encontré mi verdadera voz como escritor y, quizás por primera vez, hice trabajo del que estaba verdaderamente orgulloso. Con Moon, salí fuera del Universo Marvel y escribí como yo mismo, libre de las reglas del género. Esa experiencia me liberó y me permitió volver al UM y escribir algo como Kraven. Si no hubiera hecho «Moonshadow», «La Última Cacería de Kraven» no hubiese sido ni la mitad de buena.

JC-Y entonces, unos cuantos años después, volviste otra vez, para tu etapa en Spectacular. Danny Fingeroth era tu editor. ¿Cómo era trabajar con él?

JM: Fue un placer trabajar con Danny. Él, como Tom Defalco, todavía es uno de mis amigos más cercanos en la industria. Como editor, Danny era la clase de persona que vigilaba cada detalle de la historia y del dibujo como un halcón pero, al mismo tiempo, me dio una enorme libertad para contar mis historias como quería contarlas. Trabajando en Spectacular Spider-Man fui capaz de crear, una especie de subconjunto de la línea editorial de Spider-Man, creo que Danny lo llamó bromeando el Dematteisverso.

Dicho esto, cuando Danny veía que una historia empezaba a moverse en la dirección equivocada me lo decía, por lo que sabía que siempre estaría ahí para apoyarme y ofrecerme alternativas. Cuando trabajabas con un editor como Danny- y debo decir que todos los editores de Spider-Man con los que he trabajado, cada uno en su estilo, estaban todos cortados por el mismo patrón.- que te daba tal nivel de libertad creativa te decía que algo no funcionaba prestabas mucha atención.

Hay ciertos editores que están desesperados por dejar su propio sello en el comic, quienes ven al equipo creativo como un conducto de sus propias ideas. Esa clase de editores están encima de ti constantemente, diseccionando cada palabra e idea. Los mejores editores son tipos que se sienten lo suficientemente seguros de sí mismos y de sus habilidades como para contratar a las personas adecuadas y dejar que hagan lo que mejor saben hacer. Son lo suficientemente listos para saber cuando las cosas van bien y, cuando no, están ahí para ti, para arreglar los baches de la historia. No se puede pedir más

JC: Sal Buscema fue tu dibujante en Spectacular. ¿Cómo fue vuestra colaboración?

DM: Todo lo bueno que pueda decir de Sal es poco, tanto como dibujante como cómo persona La química entre guionista y dibujante es algo extraño e inefable. No puedes forzarla, no puedes crearla. He trabajado con dibujantes maravillosos, escrito historias fantásticas para ellos, y fue ver el producto final y… quedarme igual. No había chispa, no había química, no había magia.

Con Sal, la magia estuvo ahí desde la primera página, desde el primer panel de nuestra etapa en Spectacular. Simplemente conectamos. Dio vida a mis tramas con una narrativa impecable, emoción profunda, cada sutileza que le pedía y mucho más. Nuestra relación personal era igual de buena. Me encantaba trabajar con él hablando por teléfono. Un gran artista y un verdadero caballero.

JC: Los temas que trataste en Spectacular eran muy profundos. Eran muy diferentes de la clase de historias que se contaban en Amaznig. Parecía que Amazing era para niños, pero Spectacular era para lectores maduros. ¿Era esa tu intención?

DM: No. Simplemente escribía historias y temas que me interesaban. Siempre me interesa saber que hay dentro de la cabeza de un personaje, cuáles son sus demonios emocionales y psicológicos. Tiendo a escribir historias desde el interior y luego construyo la trama a su alrededor.

No creo que hubiese tanta diferencia entre las historias de Amazing y las de Spectacular, ni que una estuviera orientada a los niños mientras que la otra estaba orientada a lectores maduros. Creo que simplemente autores distintos tienen voces distintas, formas diferentes de narrar. Y eso es algo bueno. No deberías coger dos comics de dos diferentes autores y que fueran prácticamente lo mismo. Quieres que ambos aporten un tono distinto, una perspectiva única y diferente.

duende verde

JC: ¿Fuiste influenciado por el psicoanálisis en esas historias? Muchas de las escenas con Harry, Peter y Alimaña casi parecían sesiones psicoanalíticas.

DM: Como has notado, tengo un gran interés en aquello que marca a la gente, en el «porqué» o quiénes somos y qué nos motiva, no solo en la ficción sino en la vida real. He hecho mi parte de búsqueda interna, tanto psicológica como espiritual, y eso siempre se ha visto reflejado en mis historias.

JC: En «El Niño que llevas dentro», exploraste la relación de Peter con sus padres, a quienes nadie había usado desde Stan Lee en el Amazing Annual #5.¿Por qué decidiste usarlos en ese arco argumental? Recuerdo que la primera vez que leí la historia pensé « ¿Por qué se preocupa tanto por sus padres Peter de repente? »

DM: De niños, nuestros padres son como dioses para nosotros y el impacto que dejan en nuestras vidas es enorme. Nadie se había fijado de verdad en el impacto que dejó en Peter la pérdida de sus padres. Era un territorio virgen, lo que me dio mucho para explorar.

Una de las formas en la que los niños pequeños hallan poder en situaciones de las que no tienen el control es tomando la responsabilidad de los sucesos a su alrededor: Mis padres se van a divorciar… mis padres han muerto… abusan de mí- lo que sea- así que debe ser culpa mía. De un modo extraño, ese falso sentido de la responsabilidad, esa culpa demoledora, otorga al caos cierta clase de sentido retorcido, le da al niño una clase de retorcido poder. Los padres de Peter murieron cuando era pequeño, pero era lo suficientemente mayor para sentir la pérdida, para que le destrozase y la internalizase en lo más profundo de su mente…como un sentido de la responsabilidad y de la culpa. La muerte de Tío Ben, años después, únicamente amplificó esa culpa.

«El niño que llevas dentro» trató esas heridas que pasan cuando somos tan jóvenes que ni siquiera somos conscientes de ellas. Y aún así, seamos conscientes o no, esas heridas nos moldean. Peter, Harry y Alimaña estaban tratando con esas heridas primarias que continuaron resonando durante sus vidas, años después.

JC: Introdujiste a Ashley Kafka en Spectacular Spider-Man #178.  Era uno de mis personajes favoritos de la época. ¿Cómo la creaste? Con Ashley, también introdujiste Ravencroft. ¿Querias una versión Marvel del Psiquiátrico de Arkham o tenias otras intenciones?

Sí, creé a Ashley, pero Ravencroft fue o una creación de Terry Kavanaugh o una decisión de grupo tomada en una de nuestras reuniones de escritores de Spider-Man- honestamente no estoy seguro. Y sí, el objetivo, si mal no recuerdo.

Y en cuanto a Ashley: ella era también una de mis favoritas, inspirada por una psicóloga amiga mía, cuyo apellido es realmente Kafka. Pensé que sería interesante tener un personaje que pudiera hacer lo que a mí me encantaba hacer como escritor: explorar las mentes de esos personajes fascinantes y alcanzar una perspectiva única sobre porqué se convirtieron en lo que son. Los traumas de su pasado, los demonios que  los impulsaron. La usé en muchas ocasiones porqué pensé que, como terapeuta y como persona, era una valiosa adición al reparto de secundarios de Peter

JC: En «El Niño que llevas dentro», empezaste la historia que terminó con la muerte de Harry en Spectacular #200. ¿Fue siempre tu intención que muriera al final de la historia? El arco de su personaje fue muy, muy trágico, como un drama shakesperiano con la eterna sombra de Norman al fondo del escenario. Supongo que en aquel entonces nunca pensaste en resucitar a Norman. ¿Qué opinas de su posterior regreso?

DM: No pensé en matar a Harry desde el principio, la historia me llevó a ese punto. Eso es lo que hacen las mejores historias: puede que tenga planes, un proyecto de como quiero que vayan las cosa, pero los personajes me guían a sitios sorprendentes.

Y sí, fue un arco trágico, pero también de redención, que al final reafirmó lo profunda que era la amistad de Peter y Harry y el hecho de que el amor triunfó sobre el odio.

Y en cuanto al regreso de Norman de entre los muertos: En su momento no me entusiasmó precisamente, pero entendí la necesidad de traer de vuelta a ese personaje clásico. ¡Son comics después de todo, y parece que todo el mundo resucita tarde o temprano!

JC: En Spectacular #185 usaste al Hombre Rana y a la Coneja Blanca, de tus antiguos números de MTU. Intentabas dar un respiro al comic tras ¿«El niño…»?

DM: Tienes toda la razón. «El Niño que llevas dentro» tuvo seis partes y un epílogo, y fue material muy intenso. Pensé que estaría bien una saludable dosis de absurdez  para cambiar las cosas.

JC-Luego llegamos a«Tramites funerarios», la historia del Buitre, que me recordó a tus antiguas historias de MTU sobre gente mayor. Una historia genial y emotiva. ¿Qué recuerdas sobre ella?

DM: De lo que más me acuerdo es del asombroso dibujo de Sal. En esa historia empezó a usar un nuevo estilo para el entintado y fue uno de los mejores trabajos que le he visto hacer.

Me encantaba escribir historias con Tia May como foco: algunos la veían como una vieja preocupona, pero yo la encontraba una mujer compleja, fascinante e increíblemente fuerte. «Tramites Funerarios» hizo que eso resaltara.

JM: ¿Por qué dejaste Spectacular y cómo te convertiste en el guionista de Amazing? ¿Qué significó para ti escribir la serie central?

DM: Dejé Spectacular porque, tras dos años, pensé que había terminado con Spider-Man y su mundo, pero pronto me di cuenta de que echaba mucho de menos a Peter- para mí era más como un amigo que un personaje- y cuando Danny Fingeroth me invitó a volver y escribir Amazing no pude decir que no.

La mayor diferencia entre los dos curros era que Amazing pronto se involucró en el gigantesco crossover de la Saga del Clon, lo que significaba que tenía poco o nada de espacio para contar mis propias historias, que es lo que había estado haciendo en Spectacular.

Me encantó la colaboración y la camaradería entre los autores a medida que componíamos la historia- era un grupo fantástico y recuerdo esos días y nuestras muchas reuniones de autores con mucho aprecio- pero, cuando acabas escribiendo el Capítulo Dos de una historia de cuatro partes cada mes, se vuelve horrorosamente frustrante . Eso es por lo que acabe dejando Amazing.

JC: Una última pregunta:¿ Echas de menos a Peter? ¿Te gustaría tener la oportunidad de escribir la historia de tu Peter, explorando que fue de él o de Mary Jane, o de cualquiera de los personajes que escribiste?

DM: Escribí un relato corto en The Amazing Spider-Man #700 que fue mi tributo al personaje y a su historia. Fue como una cariñosa despedida y, sinceramente, no tengo muchas ganas de escribir una nueva historia de Spider-Man. Dicho esto, si me lo pidieran, sospecho que mi subconsciente se pondría a la carga y me encontraría rodeado de historias para Spidey. Pero no es para nada un deseo consciente.

El personaje que me encantaría escribir es Ben Reilly. Apenas tocamos la superficie con Ben y, si el personaje regresara, llamaría a la puerta de Marvel para que me dejaran continuar sus aventuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *