El Asombroso Spider-Man #106

El Asombroso Spiderman 106

Guión: Sean Ruan, Cale Atkinson, Jai Nitz, Gerry Conway, Robbie Thompson y Jason Latour.

Dibujo: Brandon Peterson, Cale Atkinson, Ron Salas, Carlo Barberi, Stacey Lee y Robbi Rodriguez

Contiene: The Amazing Spider-Man vol.3 Annual 1,The Amazing Spider-Man vol.3 16.1, Silk 2 y Spider-Gwen 2 USA

Formato: Comic-book, 17×26, lomo, 104 páginas

Precio: 5,95 €

SinopsisCon el comienzo de “Espiral”, la saga en la que el legendario Gerry Conway, el hombre que mató a Gwen Stacy, regresa a la Franquicia arácnida. El crimen organizado ha estado en tensión desde que Kingpin consiguió hacerse con Tierra de Sombras. Ahora la guerra está a punto de estallar y Spidey tendrá que hacer algo al respecto, pero no es el único… Ha llegado el momento de que regrese la Capitana Watanabe. ¡Es la hora de El Espectro!

Una vez terminado «Universo Spider-Man», nos encontramos con un tomo de contenido realmente heterogéneo, y no solo por las colecciones de Seda y Spider-Gwen que se acoplaron al tomo en el número anterior. Por si fuera poco, esta vez dicho tomo no incluye ningún número del Amazing Spider-Man de Dan Slott. ¿Que es lo que incluye el tomo entonces? Y lo más importante ¿valdrá la pena?

 

 

EL NO-TAN-ASOMBROSO SPIDER-MAN

En primer lugar tenemos un nuevo Anual, con una historia principal a cargo de Sean Ryan. ¿La premisa? Spider-Man encuentra un teléfono móvil en los restos de un accidente de tráfico y peina toda Nueva York en busca de sus dueños.

Esto…ehhhhhm…excitante,¿verdad?

Entiendo lo que pretendían ofrecer con éste Anual, un relato cotidiano, del estilo de la aventura en las afueras que contó Peter David en el ASM #267, a la vez que Slott contaba algo tan impropio del trepamuros como una aventura interdimensional (en USA el Annual salió a la venta a la vez que el final de Universo Spider-Man) Pero una vez ejecutada la idea solo queda un relato muy soso, que tiene como único aliciente el dibujo de Brandon Peterson, que saca oro de las escenas de acción del relato y del skyline de Nueva York.

Como complementos tenemos una chorrada de dos páginas de Cale Atkinson titulada la Mayravillosa Spidertia,que puede que saque alguna sonrisilla a un niño de diez años, y una historia de Jay Nitz en la que un grupo de villanos de cuarta (o quinta) fila se enfrentan a un Spider-Man extrañamente mudo. En este caso la premisa me parece ingeniosa y el uso que hace el artista Ron Salas de las onomatopeyas es bastante chulo, pero nada más.

Nos encontramos con un Anual con relleno del malo y que ni siquiera iguala la calidad de los Anuales de los últimos dos o tres años. Para ésto, que Marvel deje de publicarlos. Toda una pena

NOTA: 5,5/10

VUELTA A CASA 

Tras acabar «Universo Spider-Man», a Dan Slott solo le queda un arco argumental que contar antes de la llegada de las Secret Wars. No obstante, Marvel decidió sacar a la venta «Espiral», un arco argumental con numeración .1 paralela a los últimos números de Amazing Spider-Man, que explorase uno de los aspectos de la nueva etapa dejados de lado por Slott, el vacío de poder en el crimen organizado de Nueva York tras la caída del Rey Duende, con la Gata Negra como principal nueva aspirante a reina del crimen.

El guionista de dicho arco argumental es ni más ni menos que Gerry Conway, el hombre que «mató» a Gwen Stacy y que recientemente volvió a los guiones en uno de los relatos de complemento de Spider-Verse Team-Up. El crimen organizado ha sido una constante en los guiones de Conway, con creaciones tan notorias como Cabeza de Martillo, quien se enzarzó en una guerra de bandas contra el Doctor Octopus durante su debut, los Hermanos Lobo o Lápida, con lo que se antoja como una elección idónea para la historia.

El primer número que viene incluido en el tomo que nos ocupa no es más que una mera introducción, que nos deja ver que durante Espiral el protagonismo no recaerá en Spider-Man, sino en Yuri Watanabe, la agente de policía que asumió la identidad del vigilante El Espectro como homenaje a Jean DeWolff. Ella y el trepamuros deberán hacer frente a una guerra de bandas entre Lápida, el Señor Negativo y muchos más.

Yuri se encuentra con el complicado dilema sobre hasta donde es capaz de llegar como Espectro para detener la guerra de bandas, y parece que el trepamuros deberá hacer de su Pepito Grillo particular para que la situación no se descontrole. Por lo demás, con unas pocas lineas de monólogo interior Conway caracteriza bastante bien a un Peter que debe volver a acostumbrarse a la realidad de Nueva York después de liderar un ejercito de arañas.

Respecto al apartado, corre a cargo de Carlo Barberi, aunque la portada de Arthur Adams nos deje con las ganas de que fuese él quien dibujase. Barberi tiene un estilo muy dinámico, casi reminiscente del de Ryan Stegman en Spider-Man Superior, que ayuda a que el tebeo sea entretenido de leer.

Por ahora no parece que Espiral sea una de esas historias que vayan a pasar a la historia del arácnido, pero sí una lectura amena con cierto valor clásico añadido.

NOTA: 8/10

APRENDIENDO A TEJER

 

El segundo número de Seda es totalmente continuista con el primero. Cindy sigue intentando encontrar alguna pista sobre el paradero de su familia y conocemos más sobre su vida anterior a estar encerrada en el búnker, todo ello aderezado con la pelea superheroica de turno, esta vez contra lo que parece ser un robot de Hydra. El arte de Stacey Lee podría decirse que incluso mejora al del primer número, aunque con un estilo tan particular puedo entender que tenga sus detractores.

A falta de ver como prosigue la colección, mis impresiones son exactamente las mismas que las que tuve con el número uno. Seda todavía es una protagonista cuyas aventuras tengo ganas de seguir.

NOTA: 7/10 

DE ARAÑA A ARAÑA-CERDO

Notable mejoría la del segundo número de Spider-Gwen, en parte gracias a la aparición de la figura de Spider-Ham, aunque sea una invención de la psique de nuestra protagonista. No solo es una forma estupenda de recordar a los lectores que Gwen estuvo en Universo Spider-Man, sino que además el guión encuentra una manera totalmente coherente de explicar por qué Gwen elige a esa araña y no a otra como voz de su conciencia.

Además, seguimos comprobando lo sórdido que es el universo de Spider-Gwen respecto al tradicional, con sus versiones de Frank Castle y en especial de Matt Murdock. Lo único que no termino de tragar son las MJs como parte del elenco de secundarios de la cabecera, pero el desarrollo de la protagonista y su universo van por buen camino. Y el espectacular dibujo de Robbi Rodriguez (sobretodo gracias al coloreado) siempre es un plus.

NOTA:7,5/10 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *