El Asombroso Spider-Man #96

 El Asombroso Spiderman 96
Guión: Dan Slott, Tom Peyer, Elliot Kakan y Nick Spencer

Dibujo: Humberto Ramos, Will Sliney, Carmen Carnero y Nuno Plati

Color: Edgar Delgado, Chris Sotomayor, John Rauch y Rachelle Rosenberg

Entintado: Victor Olazaba y Terry Pallot

Contiene: The Anazing Spider-Man vol.3 3-4 y The Superior Foes of Spider-Man 11-12 USA

Formato: Comic-book, 17×26, lomo, 96 páginas

Precio: 5,95 €

SinopsisUn cómic ligado a “Pecado Original”. Por culpa de su último encuentro con Spiderman, Felicia Hardy lo perdió todo. Ahora, La Gata Negra ha vuelto, y no quiere que le pidan perdón ni disculpas. Quiere venganza. Y también: ¿quién es Seda y de qué manera está relacionada con el origen de nuestro trepamuros?


Continua el primer arco argumental del nuevo Amazing Spider-Man de Dan Slott, mientras se mete de lleno en el evento de la temporada, Pecado Original. Para que no lo sepa, el evento se centra en el misterioso asesinato de Uatu, El Vigilante (ya sabeís, el calvo gigante de la luna). Por medio de una serie de acontecimientos que no voy a desvelar para no destripar el evento, tras su muerte a la plana mayor de los héroes Marvel se les revela alguna clase de secreto oculto que les concierne, y mientras la miniserie principal, totalmente autocontenida, se dedica a la investigación del asesinato de Uatu, los cruces se dedican a explorar las consecuencias que tienen las revelaciones para cada personaje.

En el caso de nuestro trepamuros, el secreto que descubre es ni más ni menos que lo que a los lectores ya se nos contó en la primera página del tomo anterior: la araña radioactiva que le otorgó sus asombrosos poderes picó a alguien más en aquella exhibición científica justo antes de pasar a mejor vida. ¿Pero quien es esa persona? ¿Y porqué Peter no había sabido nada de ella hasta ahora? Antes de que el tomo responda a esas preguntas, por desgracia hay que pasar por una trama mucho menos interesante.

Me refiero, por supuesto al regreso de una Gata Negra totalmente desquiciada dispuesta a hacer sufrir al que una vez fue su amante. La caracterización que Slott hace del personaje me resulta bastante fuera de lugar. Es cierto que Felicia tiene razones para estar enfadada, pero esque no atenga a razones después de los fuertes lazos que la unen al trepamuros chirría muchísimo. Tampoco ayuda que la situación en la que el propio Peter acaba ayudando a que la Gata siga confundida sea totalmente forzada de cara a continuar con el malentendido.

Por suerte, el humor y el buen rollo que desprendía el tomo anterior se mantiene en éste, ayudando a hacer la lectura algo más amena. De éste número sobretodo destacan Peter intentado ser el jefe “enrollado” de Industrias Parker ante el desconcierto de los empleados que estaban acostumbrados al estilo de Otto, y la nueva posición laboral de Jonah Jameson, que promete dar mucho de sí en el futuro.

De éste modo llegamos al cruce con Pecado Original, y a la presentación del nuevo personaje arácnido: Seda. Ésta trama resulta mucho más atractiva que la anterior, al estar temáticamente relacionada con una de las mejores etapas del Spider-Man moderno junto a la de Slott, ni más ni menos que la de Joe Michael Straczynski.

En una nueva demostración de que Slott es capaz de extraer elementos de todas las etapas del trepamuros, el guionista se nutre de los elementos y personajes totémicos que presentó la etapa JMS para empezar un arco argumental realmente prometedor. El tiempo dirá si Seda será capaz de encontrar su lugar en el ya de por sií abultado cosmos arácnido, pero por ahora resulta francamente interesante.

Para terminar tenemos los habituales Enemigos Superiores de Spider-Man, ésta vez con entrega doble americana. Por un lado el primer número es relleno similar al del tomo anterior, solo que centrado en el club de supervillanos anonimos introducido en números previos. Y en el segundo, vuelven Nick Spencer y Steve Lieber con la trama principal.

Sorprendentemente, el segmento con los supervillanos anónimos abandona en su mayor parte el humor característico de la cabecera, para mostrar las consecuencias que la llegada del Spider-Man Superior tuvo en la plana mayor de los supervillanos de tercera quinta fila. Dos relatos breves pero efectivos que ahondan en las motivaciones de estos personajes que normalmente son tratados como bufones. Y en la segunda parte, la cabecera vuelve como si nunca se hubiese marchado:  giros de guión, humor a raudales y  disposición poco convencional.

Respecto al apartado gráfico, el dinamismo y expresividad de las páginas de Humberto Ramos es uno de los mayores atractivos del tomo (aunque como de costumbre los detractores del particular estilo del artista lo odiarán. Personalmente me encanta el leve rediseño que le ha aplicado a la Gata Negra, aunque en el caso del traje de Seda mi opinión oscila entre la aprovación y el asco. Carmen Carnero y en especial Nuno Plati hacen un trabajo notable en su parte de Enemigos Superiores. Y Steve Lieber sigue con el mismo gran nivel que cuando empezó.

No se puede negar que el arranque de ésta nueva etapa de Amazing Spider-Man ha resultado algo flojo, pero sin duda la trama empezada en este número resulta lo suficientemente atractiva para esperar mejoras significativas en los proximos números.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *