¿Spider-Man apócrifo español?

  aposcabecera.jpg
Ediciones Recreativas S.A., conocida como ERSA, fue una editorial madrileña fundada en 1947. Durante años tuvo una gran producción dedicada al público infantil, entre cuyo catálogo destacaba mucho material Disney, como los recordados tomos de Películas Disney o la colección Dumbo, además de tebeos con las aventuras de Geyperman o juegos de cartas de series de televisión como Vikie el vikingo.
En 1981 lanzó una peculiar colección dedicada a nuestro trepamuros, que merece la pena reseñar por sus curiosas características.

 Se llegaron a publicar tres volúmenes formato álbum en rústica de 30 páginas más cubiertas cada uno, al precio de 175 pesetas. Dos de ellos aparecieron en 1981 para cerrar con el tercero en 1982, por lo que su presencia en el mercado coincidió con la colección del Spiderman de Bruguera. El origen del Hombre-Araña, Enredadera y Rebelión en la 5ª dimensión configuran la serie completa, aunque se llegó a anunciar un cuarto número, El Escorpión, que no llegó a ver la luz. Todos bajo la cabecera común de Spider-Man el Hombre-Araña, con el guión separador que nunca ha sido incluido en su publicación en nuestro país(salvo la serie de McFarlane) y con el antetítulo de “Dibujos basados en la serie de televisión”. 
aposptres.jpg
Lo que llama la atención es que, aunque aparece el copyright de Marvel, las aventuras que presenta no tienen nada que ver ni con los comics americanos, salvo una fiel adaptación de los orígenes, ni con la serie de televisión vista hasta el momento. La ausencia de acreditación en la autoría tanto de dibujo como de guión nos lleva a pensar que se trata de una obra de producción local, lo que supondría la existencia de un Spider-Man apócrifo español al estilo de lo que vimos en México(aquí y aquí). También es cierto -como mantiene Iñigo de Prada(coautor junto a Sara García del estupendo libro El viaje del superhéroe y colaborador del podcast de esta web)- que la producción de Marvel es muy vasta e inabarcable y bien podría ser alguno de los comics que la editorial norteamericana produjo fuera de continuidad como encargos para organizaciones diversas.
 
aposporigen.jpg
Las historias que relata, salvo el mencionado origen, son totalmente planas y con un dibujo que copia en muchas ocasiones al trepamuros de John Romita, entre otros. Se trata de capítulos independientes autoconclusivos sin ninguna profundidad y que no cuentan con ningún personaje conocido más allá de una viñeta en la que aparecen tío Ben y tía May, en los que la personalidad de Peter está ausente y con unos inauditos villanos de opereta que parecen sacados de los tebeos de Mortadelo.

 

aposfusila.jpg
aposfusila1.jpg
aposfusila2.jpg
aposopereta.jpg
apospll.jpg
Apenas permanece fiel a los poderes de nuestro personaje, los lanzarredes se activan sin ninguna posición concreta al pulsarlos, con un sonido diferente al característico “Thwipp” y el sentido arácnido brilla por su ausencia. Porta además, por exigencias de un guión absurdo, un anillo por encima del guante con un compartimento secreto donde guardar objetos de pequeño tamaño. 
compara.jpg
aposanillo.jpg
En definitiva, una rara avis con único interés para el coleccionista arácnido sin demasiados escrúpulos.

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *