Spider-Man Superior #89

 Spiderman Superior 89

Guión: Dan Slott y Nick Spencer

Dibujo: Ryan Stegman, Giuseppe Camuncoli y Steve Lieber

Color: Edgar Delgado, Antonio Fabela y Rachelle Rosenberg

Entintado: Livesay y John Deli

Contiene: Superior Spider-Man 17-21 y Superior Foes of Spider-Man 3 USA

Formato: Comic-book, 17×26 cm, lomo, 136 páginas

Precio: 6,95 €

SinopsisUna aventura completa que muestra la llegada de Spiderman 2099 a nuestra época. La presencia del futuro trepamuros no agrada en absoluto al Spiderman actual. Pero, cuando acabe la lucha entre ambos, ¿quién habrá demostrado que es digno del calificativo de "Superior"? ¿Y cuál de ellos será responsable de alterar el destino del Universo Marvel? No puedes perderte esta historia trascendental para los dos Hombres Araña… ¡Y para el futuro de todo! 

Debo reconocer que, con la friolera de 17 numeros a sus espaldas empezaba a temer que el concepto de Spider-Man Superior me resultase cansino y alargado. Pero Dan Slott ha vuelto ha demostrar que me equivocaba una vez más, puesto que sabe perfectamente que es lo que quiere contar y como llegar hasta allí además y domina perfectamente los tiempos narrativos para dejar al lector con ganas de más.

El nuevo arco argumental que nos ocupa, como bien indica la portada, cuenta como gancho principal con la presencia de Miguel O’Hara, el Spider-Man del año 2099, en el presente del Universo Marvel. Cabe destacar que en aquellos tiempos en los que Internet se debatía por descubrir la identidad del Spider-Man Superior, Slott alcanzó posiblemente el mayor momento de troleo a sus fans, enviandole a su dibujante un mensaje falso a través de las redes sociales en el que se decía "Hay que hacer algo con los ojos de Miguel".

Cuando finalmente se descubrió el pastel, algunos aficionados e sintieron algo decepcionados y molestos por la broma puesto que esperaban volver a ver a O’Hara de nuevo. Así que, en parte como compensación, y con los desajustes temporales de La Era de Ultrón como telón de fondo, aqui le tenemos.

Antes de nada me gustaría señalar que, desafortunadamente, entre los huecos de mi comicteca se encuentra el Spider-Man 2099 de Peter David, y por lo tanto no tenía ni idea de la relación existente entre Miguel O’Hara y su enemigo Tyler Stone, el jefe de la malvada corporación Alchemax. Dicha relación será la que acabe enviando a Miguel al pasado a evitar un desastre que podría acabar con toda la linea temporal del 2099. Pero O’Hara no contaba en absoluto con que cierto arácnido anterior a él se habría vuelto mucho más arrogante y violento desde la última vez que lo vió, complicando las cosas….

Desde su autodenominada condición de Spider-Man Superior, Otto no va a dejar que ningún otro cuestione sus métodos o su autoridad, incluso si ese alguien viene del futuro. Además, la situación alcanza niveles caóticos cuando no solo sea puesta en peligro la linea 2099, sino también la posición laboral y los logros cientificos que Octavius ha conseguido al usrpar a Peter Parker.

Porque, si en el anterior tomo de la cabecera principal se daba un nuevo giro a la posición de Octavius como Spider-Man, en éste se producen importantes cambios en su vida personal. Desde que empezó la andadura de Superior Slott no había puesto demasiado el foco sobre los laboratorios de Horizon, más allá de ser el lugar donde Otto jugaba con sus siniestros cachivaches. Pero esta vez el argumento tiene en cuenta gran parte de lo sucedido en la empresa durante la última etapa de Amazing Spider-Man, dando lugar al desastre que debe ser resuelto por los dos trepamuros.

La resolución de este arco argumental es sorprendente por varios motivos. El primero, que la situación no se soluciona con la pulcritud y eficacia a la que nos tenía acostumbrados el nuevo Spider-Man, dando por primera sintomas de que quizás su superioridad no es tal. El segundo, por la situación en que queda Miguel O’Hara al finalizar la aventura. Y, el tercero, y más importante, cierta página doble que seguro hará esbozar una sonrisa a más de un lector.

Así es, la trama de Miguel O’Hara, finaliza (por ahora), en apenas tres numeros, pero no lo hace así el arco argumental del que forma parte, llamado Mal Necesario. En este punto, son las mujeres, tanto de la vida de Peter como la de Otto, las que toman el protagonismo. Empezando por una Gata Negra que tiene un breve pero contundente encuentro con su "Spider", al que encuentra algo cambiado (ya os aviso de que la portada del número en que aparece puede llevar a engaño para que no os lleveís una decepción).

En segundo lugar encontramos a Maciza. Esta villana de nombre tan peculiar es ni más ni menos que la antigua novia de Otto Octavius, que quedó en coma al sacrificarse para resucitar a Otto tras su muerte durante la segunda Saga del Clon. Al despertar de forma milagrosa no le hizo ninguna gracia enterarse de que su novio había muerto de nuevo peleando contra Spider-Man, así que usando las mismas armas que en el pasado (un traje cibernético con superfuerza que controla a distancia, y que le permite adoptar cualquier aspecto mediante un proyector holográfico) se enfrenta al trepamuros en busca de venganza. ¿Empezaís a pillar la ironía de la situación?

Las otras dos feminas que tienen su cuota de protagonismo en este tomo son Mary Jane Watson y Anna Maria Marconi. La primera, hartándose de una vez de que Peter la ignore totalmente y usando aplicando la expresión hay más Peters en el mar. La segunda, tratando de ayudar a su novio después de que la exposición de su tesis final no resulte como él esperaba y albergando ciertas dudas sobre la relación de éste con Spider-Man.

Y los que hayaís leído el tomo entendereís porque he dejado para el final a Carlie Cooper. Su investigación junto a Yuri Watanabe de las finanzas de la campaña superheróica de Spider-Man llega a su fin, dando lugar a uno de los momentos más impactantes (y con lo que llevamos hasta ahora, es decir mucho) de la colección.

La forense es protagonista de un emotivo discurso y dos sucesos (que en mi humilde opinión no tienen por que estar relacionados entre sí) que dejarán al lector con la boca no ya abierta, sino directamente descuajeringada en el suelo. Por no hablar de la última página, que no podría generar más expectación por el enfrentamiento final entre el Spider-Man Superior y el Rey Duende.

Cuando el lector ya se haya recuperado de tal torrente de sucesos, aún quedan los Enemigos Superiores de Spider-Man para echar unas risas. Este número mejora sustancialmente respecto al anterior porque especifica mejor cual es el objetivo de Bu
merang
y El Camaleón, e introduce un concepto tan divertido como Supervillanos Anónimos. Me ha sorprendido el buen uso que hace Spencer de la continuidad Marvel, tanto durante el segmento en la institución que he mencionado, como a través del personaje de  Mach-7.

En definitiva, nos encontramos ante un tomo realmente explosivo y redondo. La trama principal avanza de forma prometedora y a velocidad de vertigo y el tomo está repleto de guiños y personajes propios del universo arácnido (a algunos no los he mencionado para no chafaros la sorpresa, pero son insertados por Slott con coherencia y naturalidad en la historia).

Además, el apartado gráfico no decae en ningún momento absoluto, con el regreso de un Ryan Stegman que da lo mejor de sí en la parte del Spidey 2099, y un Giuseppe Camuncoli que ha mejorado muchísimo desde que le cambiaron el colorista, y que en este tomo incluso corrige bastante su principal problema (aunque se sigue notando), las expresiones faciales. Steve Lieber aporta un estilo luminoso a la vez que humorístico que sienta especialmente bien a los Enemigos Superiores.

Este tomo sin duda no ayudará a que aquellos a los que todavia no siguen la colección a hacerlo, pero doy por hecho que ha disuadido totalmente a todo aquel que tuviera pensado bajarse. La situación se ha puesto al rojo vivo y esto, es solo el principio del fin.


6 comentarios

  • Me ha impresionado la escena con la Gata Negra, no es habitual que tenga “resultado”, por pequeño que sea (no sé si me explico, no quiero hacer spoiler).
    Y estoy convencido que Anna Maria va a morir antes de la vuelta de Peter.

  • Pues tengo que decir que yo ya fui engañado por la portada del núm 20, y no debería sorprenderme porque ya es algo que hicieron en muchos números (dedicar la portada a una trama que sólo ocupa 2 páginas)…
    Pues me ha gustado este tomo, aunque las fisuras temporales ya es un tema muy explotado, y Felicia no ocupa las páginas que merece… pero fue un placer verla bajo el lápiz de G. Camuncoli.

  • Pues Latro, SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER teniendo en cuenta como acaba el tebeo y la afición del Duende Verde por ir a lo personal no me extrañaría nada….FIN SPOILER.
    Eso sí,sería curioso ver a Peter lidiar con la chica tratando de no romper sus sentimientos y tal.
    BlacKingler,tienes razón,el tema de los viajes temporales está muy manido ya,pero yo creo que Slott solo ha cogido esa temática por ser un friki de la misma, y por las ganas de mostrar a O’Hara en la colección. De hecho,todo lo relacionado con el 2099 es lo menos importante del tomo,apenas un deus ex machina para que las cosas acaben como acaban.
    Y,Felicia si merecía que se le dedicase el número.

  • Lo que usa maciza no es un traje cibernético, es más bien una proyección holográfica de si misma, un avatar. Por eso en las primeras apariciones aparecía y se esfumaba en la nada.

  • Perdona,es que, a parte de no dominar muy bien el vocabulario técnico sobre estas cosas,es la primera vez que leo sobre el personaje.
    De todas formas,había entendido que lo de cambiar de forma lo hace mediante un proyector holográfico(lo pongo en la reseña y tal),pero daba por hecho que tenía que haber un soporte físico para que pudiera tener superfuerza…

  • La verdad es que me ha hecho ilusión ver que Slott traía al personaje del olvido aunque sea una aparición fugaz y se haga uso de la continuidad. Yo crecí con la segunda saga del clon y me gusta que ahora saquen recuerdos tipo Kaine mató a Octopus y etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *