Diferente héroe, misma máscara

  • El Doctor Octopus suplantó la mente de Spider-Man en el número 700
  • Desde entonces, el Trepamuros ha dejado de ser su amistoso vecino

El titular bien podría ser una referencia al baile de máscaras por las que ha pasado el hombre araña en los últimos 22 números (16 números publicados en España, 13 en Latinoamérica). Sin embargo, nada más lejos de la realidad. El Doctor Octopus usurpó la mente de Peter Parker y ahora todo es muy distinto a como los fanáticos de la araña lo dejaron antes del número 700. Así pues, cualquiera que agarre un tebeo de Spider-Man en la actualidad, se encontrará con un Trepamuros distinto, no tan “Amazing”, sino uno más frío, egocéntrico y eficaz. El mismo personaje se define a sí mismo como “superior”, si bien cabría preguntarse porque entonces lo asombroso sigue aún más espectacular para los fans. 


Dan Slott, aseguró que sería “un viaje excitante”. Y hasta ahora, no hay duda de que así es, tanto para los lectores como para el guionista, quien le daba la vuelta a la moneda en el número 700 con una idea que pocos hubieran tenido el valor de realizar: intercambiar mentes entre un Dock Ock moribundo y Spider-Man, de tal forma que la muerte del primero no sería la misma, sino la de Peter Parker. Slott, en una entrevista para la Newsarama explicaba que la idea le vino a la mente en una de las reuniones durante el evento “un nuevo día”, en la que un boceto del dibujante Phil Jimenez, sobre el villano, moribundo y atrofiado, le dio la idea de una prematura muerte y de una estrategia alocada de escape.

“Primero tuvimos la oportunidad de traerlo de vuelta en “Amazing Spider-Man” #600 USA, bajo la premisa de que Doc Ock se estaba muriendo y que no le quedaba demasiado […] Entonces, cuando escribí la escena en la que Spider-Man se ponía el mismo casco que Doc Ock usaba para controlar todas esas máquinas, fue como: "¡Espera un momento! ¡Spidey acaba de poner sus patrones cerebrales en las máquinas de Doc Ock!".

Spider-Man #600 048.jpg  Una cosa llevó a la otra. Y así fue. 100 números más tarde, después de muchas idas, venidas y  pistas dejadas por el guionista, Dock Ock, en su lecho de muerte, cambiaba su mente con la de Peter Parker, quien se veía doblegado a un cuerpo gastado y mutilado, con tan solo un round de espacio para devolver todo a la normalidad, cosa que, al final, no sucedió. Octavius, a partir de ahora y por el momento, será el nuevo Peter Parker. Sin embargo, lo siguiente que procede no es un villano, es algo diferente, un nuevo héroe, que gracias a la transferencia de mentes ha obtenido algo más, “las experiencias de Parker…¡también la lección de gran responsabilidad!” tal y como se indica en el pequeño perfil que acompaña a cada tebeo. Con la imagen del cadáver de Octopus sobre el suelo, nacía un nuevo Spidey, un nuevo traje y una numeración de la serie, que empezaría desde cero con el nombre de “Superior Spider-Man”.

starlog7-thumb-325x198-34400.gif  

Así pues, en 24 números (edición americana) encontramos un Peter Parker que no se parece en nada al que los fans estaban acostumbrados a seguir, al Spider-Man gracioso, y divertido, el que dejaba cartas firmadas por el nombre de su “amigable vecino”.

El resultado, pues, es un cambio en el todo, lo que deja atrás algunas de las características que han conectado a lo largo de los años al personaje con sus fans. En las retinas de los lectores, quedan escenas impactantes y llenas de sentimiento, como la ocurrida en el “Amazing Fantasy” #15, la primera aparición del Trepamuros, en la que la muerte del tío Ben demuestra a Peter la lección que marcará su vida: un gran poder, conlleva una gran responsabilidad. Estas son, sin duda, las palabras que quedarán en la memoria de todos los que alguna vez leyeron Spider-Man. Por otro lado, Peter Parker no es solo responsabilidad. En palabras de Dan Slott en la entrevista citada antes para Newsarama

“antes de que le mordiera la araña, era un marginado, un cerebrito, alguien marginado por sus compañeros. Era el prototipo de villano, sino llega a ser por el cariño de sus tíos”.
Fue eso, por otro lado, lo que lo convirtió en una persona totalmente desinteresado. Así, en el “Amazing Spider-Man” #515, cuando se produce un flashback en la mente de Peter y se vuelve al pasado, justo al momento donde había dejado de ser maltratado por sus compañeros debido a la llegada de un alumno nuevo, el lector puede leer las siguientes palabras: 

 “Una parte de mi pensó…que debía decir algo. Mientras, otra parte decía…mantén las distancias, te lo has montado bien, no la pifies. Nunca le hice mucho caso a esa voz”.

Además, Peter Parker es gracioso, humilde e impulsivo. Cuando en el crossover “Avenagers vs X-Men”, Spider-Man se convierte, durante el número 9, en un breve protagonista de la historia, el guionista, Jason Aaron entre otros, nos muestra a héroe que, ante la presión y una situación incontrolable, no da un paso atrás, sino que avanza con todo lo que le queda, a pesar de que su poder sea insignificante frente al de su adversario. Así pues, si Colossus (el cual es de ascendencia rusa), miembro de la patrulla X, en ese momento controlado por la fuerza cósmica Fenix, golpea varias veces de frente, Parker, en vez de echar a correr, responde, irónico con la boca llena de sangre y el miedo como monologuista de un espectáculo de segunda:
 
“Ahora en cualquier momento, la multitud empezará a corear mi nombre y al final todos juntos vamos a derribar el muro de Berlín. ¿Ustedes han visto Rocky IV, verdad?”
Es, por tanto, el resultado de una fuerza interna, de una forma de ser que le incita a solucionar los problemas cara a cara, sin estrategias o maniobras, solo con la fuerza proporcional a la de una araña y la seguridad de que puede realizar una buena acción para ayudar a otros. Sin embargo, si los lectores de cómics esperan encontrar a este Spider-Man entre sus tebeos, es posible que ya hayan dejado la publicación o hayan comenzado a leer otra serie.

Es suficiente, para ello, estudiar cómo reacciona Otto Octavius, el nuevo Trepamuros, ante una amenaza como Ultrón, una maquina viviente que se apodera del mundo en el siguiente crossover lanzado por Marvel, “Age of Ultron”. Así pues, en el número “Superior Spider-Man” #6AU, el equipo de súper héroes planifica una estrategia de ataque, la cual tiene al Trepamuros como protagonista y para quien, en boca de Peter, alias Otto, es insignificante.
 

"Yo soy mejor. Necesito separarme de estos idiotas, planear mis propios movimientos”.
En el argumento anterior, Spider-Man se sacrifica porque es una opción viable para que los demás liberen a los rehenes. No obstante, en este caso, el Hombre Araña deja a sus compañeros de lado para programar un contrataque por su cuenta, con la certeza de que un plan en solitario elaborado por él siempre será mejor que cualquier idea de los demás integrantes del equipo de los Vengadores. En este tebeo, de manera concreta, Spider-Man idea una estrategia alternativa al de s
us compañeros. Todas las variantes están sobre el papel, cualquier error de fallo es improbable, y sin embargo, no tiene éxito. Es el pecado de un hombre así, sujetado a todas las posibilidades, frío y calculador, donde la única falla en el sistema es una ecuación no estudiada.

Así ocurre en el arco argumental sucedido entre los números 11 y 13, donde Alistair Smythe, el individuo conocido como Spider Slayer, es condenado a muerte e intenta escapar de la prisión a toca costa. Sin embargo, en estas tres historietas, Spider-Man se adelanta en todos sus movimientos, incluso en el truco final, cuando el villano intenta cambiar su mente con el Trepamuros y se encuentra, para su desgracia, que incluso esto lo había prevenido, porque él, Peter Parker, es en realidad Otto Octavius, y ya había realizado este movimiento antes. Es, sin lugar a dudas, una forma de actuar en la que el verdadero Parker no hubiera pensado, pues él se hubiera lanzado al ataque, alimentado por el amor que siente por los suyos y el fuerte peligro en el que, en ese momento, se veían envueltos.

De manera precisa, Slott hace hincapié en este punto, el cual es el primero que muestra. Desde el primer número de “Superior Spider-Man” se nos presenta a un hombre ineficaz en la lucha cara a cara, pero que sabe llevar la guerra a su terreno. Ya en la cuarta página, vemos al Superior Spider-Man luchar contra una nueva versión de los “6 siniestros”, esta vez, conformados por los enemigos más patosos de la historia. Personajes como Boomerang, Shocker o Demonio Veloz que, bajo todo pronóstico, hacen huir al Lanzarredes. Incluso se puede leer:
 

“no puedo creer que Parker soportara esto. Ese hombre debía estar loco”.
El guión, por otro lado, se desarrollará con el final esperado, pero no con el desarrollo que debería corresponder a una historieta del Hombre Araña. Peter Parker, gracias a un rastreador escucha los planes de este grupo de asesinos y, manos a la obra, planea una emboscada justo cuando intentan dar su próximo golpe. Así pues, si bien el Spider-Man de siempre hubiera ido tras su búsqueda en cuanto triangulara su posición, el nuevo Trepamuros lo planea todo con tal de salir victorioso. Su ego, su arrogancia y su predisposición para maquinar son, pues, las nuevas armas de un héroe que se cree que está por encima de todo.

Así pues, las bromas han pasado a ser cosa del pasado, el sentido del humor es inexistente y lo que antes era desinterés ahora es egoísmo. Todo bien, nadie es perfecto. El problema surge cuando se pone en duda la línea que separa lo que está bien y mal. Quizás Otto prometió llevar a cabo la gran tarea de responsabilidad de Peter, pero no dijo cómo. De esta forma, Peter se movía por medio de sus propios principios morales, aquellos valores que les habían enseñado sus tíos desde el cariño y el afecto expresado durante tantos años, aquella forma de vivir basada en la idea de que nadie es superior a nadie y de que todos tienen una segunda oportunidad. Para Otto, esta idea no existe, pues solo la muerte es el único camino existente para imponer justicia. Si bien en el número 655, Spider-Man realiza la promesa de que “¡nadie muere cuando yo esté cerca!”, ya sea ciudadano, héroe o villano, Otto, con la mano del Trepamuros, ejecuta a un asesino en serie que, tras un accidente, había perdido la capacidad de tener sentimientos. No hay duda de que existe un cambio sustancial y de que, a pesar de regirse por su propia moral, el nuevo Spider-Man supera un estado en donde ya cuesta diferenciar al héroe del justiciero.

Así pues, New York, de la mano de Spider-Man, se ha vuelto una ciudad más segura. Los cientos de Spider-Bots que él mismo ha diseñado, pequeños robots con función audiovisual, controlan la ciudad y envían señales de homicidios, alarmas, incendios, etc. El ejército privado que trabaja a las órdenes de Spider-Man mantiene a las personas a salvo. La fuerza bruta usada por él hace que los súper villanos mantengan sus actividades paradas. En palabras de Julián Clemente, editor Marvel en España mediante la distribuidora Panini, publicadas en el Podcast de "Bajo la Máscara",
 

“Superior Spider-Man es como el Sheldon Cooper de los superhéroes, un personaje que tiene cero de capacidad de simpatizar con otras personas pero que a su vez es un genio y lo hace todo bien de manera increíble”.

Parecería, pues, que en este caso, según afirmaría Maquiavelo, “el fin justifica los medios”. Sin embargo, los fans no están tan seguros. En una encuesta realizada en la página web “Bajo La Máscara”, a la cual pertenecen más de 200 personas, el 88% de los votantes piensa que Amazing Spider-Man es un mejor Lanzarredes que Superior. Las razones, aunque son muy variadas, residen, de manera general, en ese sentido de la responsabilidad que imprimía el antiguo Spider-Man y ese alto nivel de moralidad y altruismo, entre otras cosas. Aunque algunos, como Xavier Sanz admiten que
 
“Superior está consiguiendo mejores resultados, a pesar de alejarse de los métodos tradicionales”
El mismo Xavi, además de muchos más que conforman este alto porcentaje a favor del Amazing, creen que el antiguo Spidey tenía “sentido del deber y responsabilidad, creía que podía ayudar a todos y seguía siendo un héroe a pesar de ser odiado y marginado en otras épocas”,como declara el fan Héctor Martín. El 12% restante, por su parte, admiran ese cambio hacia lo radical, pues imprime un carácter justicialista y extremista “que al antiguo le faltaba y el nuevo destila a destajo” según comenta el usuario de Facebook Chacal Chacalito.

¿Y las ventas, cómo responden? De momento, bastante bien. La intriga por ver cuando vuelve el Spider-Man de siempre mantiene a los fans en sus butacas, a la espera de cada nuevo número. Solo hay que comparar cifras. Según datos reales sobre ventas de cómics en EE.UU., ofrecidos por la web Chronicom, en octubre de 2013, las cifras de los dos “Amazing Spider-Man”, el #695 y el #696, rondaban los 60.000 compradores. Un año después, los números de “Superior Spider-Man” 19 y 20 han aumentado en 35.000 lectores, lo que suma cerca 8
5.000 fanáticos que adquieren los dos tomos mensuales de manera regular. Tal y como comenta Julián Clemente
 

“El Superior Spider-Man no es Peter Parker, el cambio durará más o menos lo mismo que la muerte de Steve Rogers, que estaba diseñada para durar y durar. O quizás menos, que ahora las cosas van mucho más deprisa. Mi consejo: no se lo tomen en serio, diviértanse. Porque los tebeos que se están haciendo alrededor de esto son condenadamente divertidos, y eso es lo que importa”.

Así pues, la buena trama creada y la intriga por saber cuándo va a volver el Peter de siempre mantiene en hilo a un fan que disfruta de una historia llena de idas y venidas y que poco tiene que ver con los valores que representa Peter Parker. Sin embargo, y para acabar, habría que plantearse hasta qué punto no es una historia sobre Peter Parker. Así lo ha declarado Clemente en multitud de ocasiones al comentar que “Superior es, en su totalidad, una historia de cómo ser un buen Peter Parker”, al igual que otros artistas importantes que conforman el panorama actual del personaje. David López, quien ha dibujado varios tebeos del Hombre Araña, entre ellos el “Spider-Man Team Up” #01, destaca, una vez más en el podcast de "Bajo La Máscara", que 

 
“Es la posibilidad de contar historias de Spider-Man y de Peter Parker sin que salga Peter Parker. Te da la oportunidad de contar cosas de Spider-Man, como si Peter no supiera sobre Peter”.
Así pues, con cada trama nueva, con cada nueva forma, maquinación o acción maquiavélica ideada por Otto en el cuerpo de Peter, vemos algo del antiguo Trepamuros, como lo hubiera hecho, cuáles son sus puntos fuertes y cuáles sus débiles. Es la evidencia por la negación, la nada por el todo, dentro de un guión pensado a lo grande, en el que aparecen muchos giros desesperados y del que se espera un final trepidante, de esos que te quitan el hipo, en el que se verá si lo increíble es, en realidad, mejor que lo Superior.  
 
 

10 comentarios

  • A mí me gusta lo que está haciendo Slott de momento, me parece que está escribiendo una serie que intenta no caminar por el terreno de lo previsible. Solamente tengo una queja.
    ¿Qué pasa con Mary Jane? Slott nos deja pinceladas de un posible retorno de la pareja Parker-Watson, para luego olvidarse de la pelirroja a las primeras de cambio. Supongo que será para evitar lo obvio y lo predecible, pero a mí me escama bastante el hecho de que el personaje que MáS conoce a Peter Parker no sea la primera persona en reaccionar al cambio de identidad.
    Leo Superior Spider-Man cada mes con la esperanza de que le partan la cara a Octavius.

  • Precisamente por eso tiene a Mary Jane fuera de plano. Sería demasiado evidente. Con ella fuera de servicio se ha jugado más con la intriga de Carlie, que es posiblemente la segunda mejor persona que conozca a Peter. Conforme se avanza en la trama, se observa como MJ quiere contactar pero Peter reniega de ella…hasta que pasa lo evidente. MJ siempre ha tendido a hacerse la madura y la independiente, y así está actuando. Veremos como termina el Otto-SpiderMan, todo apunta a que la ostia con tanta previsión y organización será terrible

  • Me está gustando todo el viaje por el que Slott nos está guiando. El inicio, el trayecto y no puedo imaginar el final.
    En esta ocasión las ventas van parejas al interés de los lectores: es el primer comic que leo de todos los que compro.

  • A mi no me gusta para nada, creo que Peter tenía muchos valores, y más que cualquier otro super héroe de Marvel o DC, me parecía un gran ejemplo y Otto todo lo contrario, no comparto el mensaje que transmite de creerse mejor que los de más, hacer las cosas como le conviene, sacar provecho para actos personales y principalmente el no tener derecho a urusurpar un cuerpo que no le pertenece… ya habian matado al Peter Ultimate, no era necesario matar a este y menos de esta forma, pero como todos sabemos, Peter volverá y a mi gusto espero que sea pronto…

  • A mí todo esto me recuerda mucho a “La última Cacería de Kraven”. Básicamente el concepto de Superior Spider-Man es el mismo que desarrolló J.M. DeMatteis sólo que más alargado.

  • De esta saga, me gusta especialmente el hecho de que Slott fuese capaz de colocar al personaje y su serie en territorio absolutamente desconocido con más de medio siglo a cuestas. Lo que hemos podido leer hasta ahora ha estado francamente bien. Sin embargo, empiezo a notar cierto signo de cansancio o pseudo-agotamiento en las últimas historias, algunas de las cuales parecen de relleno y que están alargando un poquito la cosa. Personalmente, estoy deseando ya que la trama empiece a desenmarañarse.

  • Estoy de acuerdo con Salvador en lo del pseudo-agotamiento. Si no fuera por Carlie y el Duende Verde hace rato que hubiera dejado de leer la serie. Y hablando de Carlie, debo reconocer que gracias a Superior le he tomado bastante cariño al personaje. Ojalá ella y Peter vuelvan a estar juntos cuando toda esta saga termine.

  • Primero, aplaudo el artículo de Sr. Parra sobre Superior. Ya era hora que en Bajo la Mascara se hablase de lo que pasa en la actualidad con el aracnido. No os ofendáis gente de Bajo la Mascara, pero de verdad que es realmente cansino (al menos para mi) la forma en que comentáis casi exclusivamente material fuera de los comics arácnidos; como la película, el Salón de Comic, los numeros de Ultimates……. Que esta muy bien eso de diversificar un poco, pero a veces me da la sensación que os pasáis. Osea, en el ultimo par de meses leo algunas noticias interesantes sobre Superior en paginas yanquis, incluso españolas, y vengo aquí entonces con la vana esperanza que posteis algo de eso para comentarlo o diseccionarlo y me encuentro en cambio con el enésimo post sobre la peli……
    Supongo que tal vez teneis prohibido hablar de eso ya que me parece que esta pagina tiene relaciones con Panini y supongo que no seria bueno hablar de material USA que todavia no esta en español. ¡Pero es que ni si quiera veo un post de los ultimos numeros de Spider-man Superior!
    En fin luego de esta pequeña queja/desahogo que seguramente me traerá problemas paso a comentar el articulo propiamente dicho:
    Al principio yo odiaba Superior Spider-man, me parecía una afrenta al personaje y a lo que representaba, una idea estupida destinada al fracaso. Pero ha sido leer número a número la historia y darme cuenta que muchos de mis prejuicios eran infundados. Esta es una buena historia con ideas y conceptos geniales. Dan Slott es un guionista correcto y le saca todo el partido que puede y da una excelente caracterización de Otto en el manto de Spidey.
    El personaje verdaderamente estaba muy agotado y hasta obsoleto, me parece que veíamos siempre lo mismo con variaciones, no puedes tener mas de 30 años de historia y seguir siendo original y fresco, necesitaba una vuelta a la tuerca con desesperación, algo diferente, quiza mejor… superior.
    Verdaderamente siento que Otto como Spiderman es realmente Superior pero claro, y ahí esta la clave de todo, como Peter Parker y como persona es de hecho realmente Inferior.
    No todo ha sido bueno, que conste. Hay muchos desaciertos con Slott y su Superior, entre ellos: Hace que todo el personaje se sostenga y salve de ser descubierto debido a casualidades ridículas, deux ex Machinas convenientes, aparte de una caracterización entre sus secundarios (los amigos de Peter) como idiotas ciegos que no ven lo que pasa en realidad. Verdaderamente Slott escribe Superior Spider-man como un tipo al que el Universo ama y que forzara cuanto este en su mano para mantenerlo en traje (y en el cuerpo) de Peter. Eso es un error, le resta credibilidad a la serie. Y a veces hace insoportable las victorias de Otto, se siente que no las merece.
    Y yo veo mas a futuro chicos, veo un regreso, quizá no triunfal, de Peter y veo el StatusQuo en el quedaria luego de todo lo que hizo Ock y las posibilidades en historias que eso conllevaría….. Y me emociono, como nunca me he emocionado antes con el trepamuros en mucho tiempo.
    Lastima, eso si, que es mas que probable que Dan Slott siga guionizando estas apetecibles consecuencias. A hecho un buen trabajo con Superior (y Spider-man en general), cierto, pero solo fue un ”buen trabajo”. Es un escritor con buenas ideas pero que solo llega a lo ”competente” como guionista y poco mas. Siempre me ha dado la impresion de que Superior Spider-man no llegara a ser, por muchos golpes de efecto y consecuencias que de, la etapa grande e historica que Slott pretende que sea, mas que nada por culpa de sus propias limitaciones (de Slott). Da la sensacion de que podria ser mas, MUCHO MáS si alguien mejor a los guiones hubiese tomado esa idea……
    Por desgracia a parte de él no veo a nadie mas apto, en el panorama comiqueril, como escritor para el trepamuros. Una pena.
    Y eso es todo. Aconsejo disfrutarlo los que lo disfrutais con todas vuestras fuerzas ya que es un personaje y concepto con fecha de caducidad y a los que no les gusta no os preocupeis, ”él” volvera tan cierto como que el cielo es azul ya que se esta contando la historia de tal manera que Otto caiga y caiga A LO GRANDE.
    Nos vemos

  • a mi en lo personal no me ha gustado para nada, superior es basicamente un comic que vive de la polemica, y de Epic

  • Es cierto que Superior tiene historias interesantes y el personaje tambien lo es y tiene su potencial, pero, y aqui hablo de sensaciones, al comprar los comics de Superior lo hago esperando que vuelva Spidey. Ya no es el comic que mas ganas tenía de leer y las apariciones en otras series no me atraen como hacía Spidey. Me atrae mas Miles Morales que Superior y lo veo más Spider-man que Otto.La parte floja de la historia,ademas, es que sus compañeros superheroes no sospechen nada,dado la personalidad de Spidey.La historia empieza a recordarme un poco a lo que paso con Batman depues de Bane, en fin, espero que Spidey vuelva pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *