Biblioteca Marvel Age 19: Llegan las Secret Wars II

Secret Wars fue el mayor éxito comercial de la carrera de Jim Shooter, aunque marcó el momento en que el Doctor Jekyll, el mejor de los Directores Editoriales que hubiera tenido jamás Marvel, comenzó a convertirse en Mister Hyde, el peor de los imaginables, al menos hasta que Tom DeFalco y Bob Harras le hicieron también bueno. En Marvel Age #27 USA, La Casa de las Ideas anunciaba a todo tren nada menos que la continuidad de Secret Wars. La segunda parte sería un evento todavía más grande que el primero: el mayor crossover que se hubiera publicado nunca. Y también un desastre de proporciones inimaginables.
 SECRETWars2.jpg

Lo más interesante de este Marvel Age al respecto de Secret Wars II estaba, salvo por la curiosa portada, en una extensa entrevista con Jim Shooter en la que comentaba que, desde el momento en que pensó en Secret Wars, había empezado a manejar la posibilidad de una segunda parte: "En la presentación que le di a Mike Hobson, nuestro vicepresidente de publicaciones, hace dos años y medio, el último párrafo describía las ideas que tenía para una secuela", explicaba Shooter. "Naturalmente, si Secret Wars hubiera sido un desastre probablemente nos habríamos olvidado de la secuela, pero estamso en el tebeo más vendido de las últimas décadas, Por supuesto que devíamos hacer Secret Wars II".

La diferencia fundamental con respecto a la primera maxiserie es que esta vez era los superhéroes no eran conducidos hasta un lejano planeta, sino que era el Todopoderoso quien viajaba hasta la Tierra. Esto anulaba el problema de tener que coordinar todos los títulos durante el mes en el que se marcharan los héroes, así como coordinar la vuelta, con todos los cambios que registraran los héroes, como había pasado en la primera saga. Esta vez, sería todavía más complicado y ambicioso a nivel editorial. El Todopoderoso llegaba a la Tierra, lo que implicaba que cada mes se cruzaría con nuevos héroes, hasta coincidir con todos los que tuvieran colección en aquel momento. Con algunos repetiría, los más populares (Los Vengadores, La Patrulla-X, Spider-Man…) con otros sólo se encontraría en una única ocasión. La estructura que se manejó entonces para el crossover fue verdaderamente endiablada: cada uno de los nueve episodios de la miniserie continuaría en tres o cuatro números de diferentes series, de manera que Secret Wars II tejería una compleja red a lo largo de todo el Universo Marvel. "Como puedes imaginar", explicaba Shooter, "todos estos crossovers se han hecho con una muy estricta continuidad. Es posible leer sólo Secret Wars II y seguir la historia, pero es mucho mejor que leas todos los cómics conectados con la aventura, porque entonces verás el cuadro en su cojunto. Por tanto, Secret Wars II no es una miniserie de nueve episodios, sino una saga de cuarenta".

SECRETWarsAnuncio.jpg

Pero, más allá de los cruces, el verdadero punto de interés que como guionista tenía para Shooter la serie era la posibilidad de estudiar al Todopoderoso como un personaje complejo, al que definía de la siguiente manera: "No viene de otra dimensión o de otro planeta, sino que viene de un universo diferente. En realidad, de un multiverso diferente, donde él existía, lo era todo y todo lo era él, en el sentido de que era Dios antes del Génesis. Entonces un acontecimiento, que descubriremos más adelante, abrió un agujero hacia nuestro universo y vio la Tierra. Es como la primera vez que Van Leeuwenhoek miró a través del microscópio y descubrió a los paramecios nadando en una gota de agua. Fue una sorprendente revelación. Es parecido a lo que pasó cuando el Todopoderoso vio la Tierra".

Puede que en estas declaraciones ya estaba implícita la idea de que el final de Secret Wars II serviría para alumbrar el Nuevo Universo Marvel, como en cierta manera se venía a apuntar en la conclusión de la saga. Lo que estaba claro es que Shooter veía al Todopoderoso como el punto de interés central, lo que  condenaría la calidad de la serie: no era precisamente el guionista más apropiado para manejar un personaje que, en esencia, era Dios llegado a la Tierra, y al final el crossover no deja de ser una sucesión de encuentros de un montón de personajes con el Todopoderoso, quien nunca deja de comportarse como un niño caprichoso, hasta que acaba convertido en el gran villano al que vencer entre todos, en un final que pretendía ser original, pero que abacaba siendo bastante lamentable.

Pero quizás el mayor problema de Secret Wars II, al igual que ocurría con Secret Wars, fue la inadecuada elección del dibujante. En la primera saga, se demostró que Mike Zeck no estaba preparado para acometer un proyecto de semejante envergadura, con tantísimos personajes, lo que obligó a pasar dos episodios a Bob Layton y que la saga fuera cada vez más esquemática en cuanto a la parte artística. Mirando hacia atrás, lo más inteligente por parte de Shooter hubiera sido entregar la colección a un dibujante más rápido pero al que el público tuviera en alta estima: la elección perfecta sin duda hubiera sido John Byrne, al encontrarse George Pérez en DC. Byrne había trabajado en el pasado con Shooter, dando como resultado una magnífica saga en Los Vengadores, "La trilogía de Nefaria". Sin embargo, no fue él elegido, probablemente porque Shooter no quería alguien de una personalidad tan fuerte a su lado, aunque sólo estoy especulando.

Para Secret Wars II, consciente de que necesitaría un dibujante que no se retrasara bajo ninguna circunstancia, Shooter contaba con Sal Buscema, que incluso llegó a dibujar TODO el primer número, como puede verse en el Omnibus editado por Marvel. Sin embargo, debió surgir algún problema, porque finalmente se recurrió a Al Milgrom, que era igual de rápido que Sal Buscema pero un artista decididamente menor, nadie que pudiera acometer precisamente una saga tan importante como Secret Wars II. Con Buscema, hubiéramos tenido eficacia, aunque el trabajo no fuera memorable. Con Milgrom, el resultado dejó mucho que desear. Al respecto, en la entrevista de Marvel Age, Shooter sólo aclara que finalmente se hizo el cambio porque… "Sal vive en Virginia, y este cómic requiere una continuidad tan precisa que era muy difícil trabajar con alguien tan lejos de Nueva York. No pasaba nada malo con Sal, sólo con el lugar en el que estaba viviendo". Algo menos comprensivas son las palabras de Shooter, firmadas en 2011, en las que el que fuera Director Editorial de Marvel llega a decir: "Sal Buscema nos hizo perder un mes". Es probable, en todo caso, que Shooter fuera consciente de que Milgrom no era precisamente un gran artista, y de hecho a nadie le debería pasar inadvertido el que la portada del primer número de la saga no corriera a su cargo, sino que fuera obra del mencionado Byrne. Y eso que si el arte de Milgrom destacaba por algo era por sus cubiertas.

jacksonbeyonder.jpg

El guión de Secret Wars II probablemente esté entre los peores escritos por Jim Shooter y decididamente
no es la mejor obra de Al Milgrom, quien hace una labor que podría calificarse de feista. Para entonces ya se había conseguido ganar el odio de la mayoria de los aficionados, por su trabajo en esta serie, en Spectacular Spider-Man o en West Coast Avengers (algo un tanto injusto, porque Milgrom había tenido una primera época más o menos interesante, cuando imitaba a Jim Starlin). Hay momentos como poco demenciales protagonizados por el Todopoderoso, que se pasa media serie convertido en un doble de Michael Jackson blanco o que descubre para qué sirve un retrete gracias a Peter Parker.
todopoderosowater.jpg
todopoderosowater2.jpg

Entonces, ¿qué es lo que se podría rescatar de las Secret Wars II? Analizada en perspectiva, sin duda la saga valía la pena porque permitía hacer una foto fija del Universo Marvel en un momento en que empezaba a perder fuelle, pero que todavía ofrecía muchos aspectos interesantes. Por otra parte, Shooter tuvo la suerte de que algunos de los crossovers dieron lugar a episodios estupendos. A recordar, por ejemplo, el de Daredevil, donde Matt Murdock recuperaba la vista por unas horas gracias al Todopoderoso, o el de Los 4 Fantásticos, donde la Antorcha Humana entendía el sentido de la vida, después de descubrir que un niño que le admiraba se había suicidado prendiéndose fuego a sí mismo, o los de La Patrulla-X, una verdadera lección de narrativa por parte de Chris Claremont y John Romita Jr. O sin ir más lejos los de Spider-Man, alrededor de las implicaciones éticas que suponía para Peter quedarse o no con una libreta de oro, salida del edificio que el Todopoderoso había transmutado (un argumento que luego colearía durante un tiempo en las series arácnidas). En definitiva: aunque tuviera sus altibajos y los resultados pudieran incluso alcanzar el grado de lamentables, aunque desde luego marcara la decadencia de la terrible época final de Shooter en Marvel, las Secret Wars II no deja de ser un proyecto que merece la pena repasar de vez en cuando.
lalibreta.jpg

En cuanto a su publicación en España, Secret Wars II continuó la numeración de la primera maxiserie, ocasión aprovechada por Forum para pasar la colección a quincenal, allá por junio de 1986. La mayoría de los crossovers fueron incluidos dentro de esa colección, de tal manera que llegaría a tener la friolera de cincuenta números, hasta octubre de 1987. Algunos, que eran escasamente relevantes, se quedaron sin embargo en su colección pertinente. A este respecto, la consigna seguida por Forum era cuanto menos extraña: Si por ejemplo la publicación del cruce de Patrulla-X estaba muy lejano en el tiempo o era muy relevante, se repetía luego en la propia colección de los mutantes. Si en cambio era muy reciente, se obviaba. Estas decisiones eran debidas a la imposiblidad que existía entonces de coordinar un crossover dentro de la edición Marvel en España, puesto que las series no estaban âlineadas entre ellas y hasta mucho tiempo después nadie se daría cuenta de lo necesario que era tal cosa. Pese a todo, Secret Wars II permitió leer, aunque sólo fuera un número, de colecciones que no se estaban publicando en aquel entonces en nuestro país, como Rom, Micronautas o Dazzler, y también ayudaba a que un lector novato intuyera la complejidad del Universo Marvel.

sewarf13.jpg

…Y aunque vendió también una barbaridad, Secret Wars II no tendría tercera parte (al menos no oficial), pudiendo decirse que su continuación es en realidad el proyecto que supuso la fulminación de Shooter, el Nuevo Universo. Con él fuera del escenario, Steve Englehart ,en una saga de Los 4 Fantásticos, le quitaría importancia al Todopoderoso, al negarle toda connotación divina y convertirlo en, atención, un Cubo Cósmico averiado. Pero de eso ya hablaremos en otra ocasión.

16 comentarios

  • Cierto. Muchas buenas intenciones e ideas, pero acabaron siendo mal desarrolladas, haciendo que varios tie-ins se comiesen en calidad a la serie madre.
    Y también muy buena la maniobra de forum de publicar todo el crossover en una serie. Ojala hubiesen hecho lo mismo en otros eventos, como Actos de Venganza (para así no haber dejado nada inedito)
    Lo que nunca entenderé es como Al Migrom lograba trabajos tan importantes, y mas con las feroces criticas que se llevaba. Secret Wars II, Kitty Pryde y Lobezno, los Vengadores de Stern, sustituyendo a Byrne en Hulk, Vengadores Costa Oeste…

  • Hombre,lo del Hulk de Byrne lo entiendo.Era bueno tirando a regularillo.Menos que se avecinaba Peter David 😉

  • lo de la libreta, tengo un compañero de clase que piensa que Spiderman es estupido porque al final la devolvio, no me gusta eso, empezamos a confundir estupidez con honradez, yo no habría sido capaz de quedarmela, tendría remordimientos cada día, y no porque sea estupido, no tiene nada que ver con la estupidez, si la gente empieza a pensar asi, no se yo como acabara este mundo.

  • Esa libreta acabó formando parte de uno de esos horribles intentos de rediseño del traje de Gata Negra.Que vueltas da la vida XDDD

  • Esta es una saga que siempre tengo tentación de ponerme a recuperar cuando busco tebeo antiguos. El recuerdo de aquella época pesa mucho, aunque la calidad no sea muy alta…
    “Atlantis ataca” es la otra que me llama de vez en cuando…

  • Hablando de comics antiguos, cómo me gusta buscar comics viejos cuando voy a una comiquería. Uno llega a encontrar verdaderas joyas que pasan desapercibidas a los ojos de los demás. Recuerdo que una de las ultimas veces que fui, revolviendo un poco en los estantes, encontré un tomo de orígenes Marvel de Spider-Man publicado por Forum que incluía el Amazing Fantasy 15 y los Amazing Spider-Man 1 a 5. Estaba en muy buen estado, a pesar de algunos pequeños detalles debido a los años que tenía, y a un muy buen precio. Me lo llevé a casa sin dudarlo con una sonrisa de oreja a oreja.

  • Secret Wars 2 muy flojita, sí, y el peor trabajo tanto del guionista como del dibujante. El caso es que Milgrom con un “embellecedor” como Sinnot todavía da el pego, pues su fuerte son las composiciones. En Kitty Pryde y Lobezno que también dibujó él la narrativa es excelente pero los acabados terribles. Aquí los acabados son peores y narrativamente tampoco hay donde lucirse (¿el Todopoderoso yendo al baño)?
    Si, a partir de 1985-1986 ya se ve una lenta decadencia en Marvel (calificar estos años de terribles me parece demasiado), que se acentuaría en los años de deFalco. Aunque lse mantiene una buena inercia, cada año es ligeramente peor que el anterior.

  • Estoy de acuerdo en que secret wars II como serie (la guionizada por Shooter y dibujada por Milgron) era malucha, pero es verdad que algunas historias de los crossovers eran muy buenas.
    Te ha faltado mencionar el crossover con Hulk, gran episodio, en el que Bill Mantlo nos enseña por primera vez el problema de maltratos que sufrió Bruce Banner.
    Yo no creo que empezase la decandencia de Marvel por aquel entonces. Los 80 fueron formidables, aunque claro, siempre hay comics mejores y peores.

  • Julián M. Clemente

    En realidad, no menciono el de Hulk porque el que fuera un crossover con Secret Wars II era puro cachondeo. El Todopoderoso sale en la última página, y el resto no tiene nada que ver. Pero es una de las mejores historias de Hulk jamás contadas.
    Respecto a Miller, creo que se fue porque DC le hizo una oferta que no pudo rechazar. Hacer algo como Ronin, en un formato de lujo completamente nuevo creado practicamente para él y además reinventar Batman era imbatible.

  • “Te ha faltado mencionar el crossover con Hulk, gran episodio, en el que Bill Mantlo nos enseña por primera vez el problema de maltratos que sufrió Bruce Banner.”
    Que en el post dedicado a Mantlo dicen que ¡es un plagio!
    La historia es muy buena de todos modos.

  • Hombre, no podemos negar que a nivel editorial Shooter fue un visionario: una maxisrie central que se ramificaba en otros títulos. ¿A quién le suena eso?

  • Ya que hablamos de Shooter…
    ¿Que tal una reedición de su Starbrand en un tomito de Marvel Gold?
    Soy consciente que, comercialmente hablando, solo puede vender por los nombres de sus autores (Shooter y Romita JR), pero creo sinceramente que es un gran comic.
    Por pedir que no quede.

  • Creo que DC se adelantó con la Crisis original…no?

  • “Yo no creo que empezase la decandencia de Marvel por aquel entonces. Los 80 fueron formidables, aunque claro, siempre hay comics mejores y peores.”
    Yo creo que la decadencia de Marvel empezó más o menos a mediados de los 90 y siguió hasta el fin del milenio. Luego del 2000 en adelante empezó a repuntar de a poco.

  • Los años malos malos de Marvel fueron , creo yo, desde la aparición de Image hasta Heroes Returns, más o menos.
    Hubo momentos antes en que se vió la luz final del tunel, pero creo que más o menos fue ese periodo.
    Pero es cierto que la segunda mitad de los 80 fue peor que la primera.

  • SEABEN SI HAY ALGUN CAMEO DE AMAZING FANTASY EN ALGUNA DE LAS PELICULAS DE SPIDERMAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *