Crítica de cine: HELLBOY

hellboy_ver5.jpg

Antes que nada quiero expresar desde aquí mi queja porque una película tan buena como “Hellboy” haya estado esperando medio año desde que se ha estrenado en Estados Unidos hasta que se ha estrenado en España, máxime cuando ahora hay tantos estrenos simultáneos (“Van Helsing”, “Troya”, “El día de mañana”) cuando no con una diferencia de una o dos semanas como mucho (“Spiderman 2”, “Catwoman”, “Yo Robot”).
Aunque esta costumbre de según que títulos guardarlos medio año hasta estrenarlos es usual (esto pasa cada año, películas estrenadas en USA en abril pueden no estrenarse en España hasta septiembre u octubre, caso de “Hellboy” o “El álamo”, y películas estrenadas en USA en septiembre u octubre pueden no estrenarse en España hasta febrero o marzo del año siguiente, caso de “From Hell” en 2002 o del remake de “La matanza de Texas” hace poco o de “Shall We Dance?” con Richard Gere y Jennifer López que se estrena en octubre en USA y en febrero en España) no me explico porque (o con que criterio) se seleccionan esos títulos en particular, ya que muchas veces son películas de gran interés, y tal como hoy en día se hace “top manta” incluso del cine, son películas que quienes tenga los medios no se va a esperar medio año a verlas en el cine.
Pero después de este prólogo donde he expuesto mi opinión sobre el tema, pasemos a analizar la película. Nos encontramos ante una adaptación de un comic de Mike Mignola bastante reciente (el personaje fue creado hace apenas diez años) lo que quizás puede haber influenciado en que su éxito haya sido (a nivel de taquilla) inferior al de “Spiderman” o cualquiera de los superhéroes Marvel, que con cuatro décadas de historia han llegado a más público. Pero pese a eso nos encontramos con el que (pienso yo) debe de ser el film más personal de Guillermo del Toro, donde toda la estética de sus anteriores films se desborda libremente en una película que le da pie para convertirla en una oda de amor de su pasión por los comics.
De hecho yo he leido varias obras del personaje, y si bien ninguna puede calificarse de obra maestra, si se puede decir que algunas de ellas son realmente muy buenas, donde lo más importante (más incluso que la historia) es un dibujo seco, minimalista, oscuro, tenebroso y sin concesiones. Todo eso ha sido estupendamente recreado en la pantalla, si bien para alguien que no conozca nada del personaje, la historia le puede sonar a una mezcla de los “Hombres de negro” (por las criaturas contra las que combaten), “Expediente X” (por el tono de la agencia para la que trabaja Hellboy) o “Jungla de Cristal” (por el carácter chulesco y divertido de Hellboy, que recuerda muchas veces al estereotipo creado por los personajes de acción de Bruce Willis).
De todas maneras, gracias otra vez al director, consigue darle a la película una personalidad propia, en la que buena parte del mérito recae en unos actores excelentemente escogidos para sus personajes, especialmente Ron Perlman, que sin ninguna duda ES Hellboy hasta una Selma Blair, que con su mirada triste interpreta a la perfección a la flamígera Liz Sherman, pasando por todo el resto del reparto. Incluso destacaría que el carácter de Hellboy es como es debido a su reclusión por ser lo que es, cosa perfectamente reflejada por Perlman incluso bajo tanto maquillaje, dándole a Hellboy en algunas ocasiones el carácter taciturno y melancólico que el personaje siente en algunos momentos (algunos de los mejores, por cierto, los que “comparte” con su padre adoptivo, el Profesor Bruttenholm, interpretado por un excelente John Hurt).
En cuanto al argumento, la mayoría se basa en el comic “Semilla de destrucción”, el primero del personaje, que fue co-escrito entre Mike Mignola y John Byrne (cosa que nunca más se repetiría, encargándose Mignola del resto de historias de Hellboy aparecidas hasta la fecha). Eso quizás repercute en que, al ser uno de los más flojos (a mi entender) de la serie, el resultado final de la película no llegó a “calarme” tanto como otras películas de adaptaciones de comic (caso de la reciente “Spiderman 2”). Aún así la película tiene la acción y el entretenimiento suficientes para enganchar a cualquier persona, si bien (justo es reconocerlo) irán más predispuestos los lectores de comics (y si son del personaje, pues más que más).
LO MEJOR: Toda la estética del personaje ha sido perfectamente traspasada al cine por Guillermo del Toro, cosa que se puede considerar un mérito a su favor cuando recientes éxitos de adaptaciones al comic como Spiderman han tenido que sufrir cambios respecto al original (por ejemplo que en la película el trepamuros tenga las telarañas orgánicas, a diferencia de los comics). Hellboy, por el contrario, no sólo no ha sufrido ningún cambio sino que (teniendo en cuenta el tipo de dibujo del original) ha sido perfectamente traspasado a la pantalla grande, e incluso enriquecido de ciertos matices ausentes en las historias originales. Mérito también a la excelente labor de Ron Perlman. Guillermo del Toro se empeñó en que él fuera el protagonista, cosa que se agradece, y más cuando en un principio los estudios cinematográficos pensaban en Vin Disel (HORROR) o Dwayne “The Rock” Johnson (MáS HORROR).
LO PEOR: Es una producción de 60 millones de dólares, que si bien lucen en pantalla como si fueran 100, no deja de ser un handicap que le impide ser la obra maestra que (por poco) no hubiera sido. Eso y quizás ser la adaptación de (no precisamente) el mejor comic del personaje.
CALIFICACIóN: **** (muy buena)

Amazing Spiderman 500 (otra opinión)

El número 30 del volumen 6 Forum de la colección mensual de Spiderman contiene un número muy redondo y largamente esperado por los fans, el “Amazing Spiderman” 500. La pregunta es, ¿merece la pena? En el siguiente artículo quiero comentar lo más brevemente posible las sensaciones contradictorias que me ha ofrecido este número.
Primero comentar que en este número acaba la saga de tres partes donde Spiderman, el Doctor Extraño y el resto de héroes neoyorquinos tienen que luchar contra Dormammu y sus acólitos de la dimensión Faltine. En los números anteriores habíamos visto como un error de cálculo provocaba un cúmulo de circunstancias que enviaban a Spiderman a un nexo temporal desde el cual podía ver tanto su principio como su final. Y ahí es donde comienza el “Amazing Spiderman” 500.
En este número Spiderman tiene que viajar por su propia línea temporal para volver a la realidad de la que proviene y así poder evitar el desastre que ha visto que ocurrirá. Al hacer esto (y como homenaje al número 500) se hace un repaso de varios villanos. Hay que reconocer que todos los momentos que salen (enfrentamiento con el Hombre de Arena, con Electro, la muerte del hermano de Betty Brant, enfrentamiento con el Lagarto, con Misterio) son momentos vistos en la etapa Ditko, de momentos posteriores sólo se recupera la muerte de Gwen a manos del Duende Verde. Lo mejor de dicho apartado sería la doble página donde se relata el resto del recorrido (toda una obra maestra de John Romita Jr.) donde vemos a Morbius, el Hombre ígneo, Kraven, Veneno, el Buitre, Punisher, Juggernautt, el Escorpión, el Merodeador, el Jefe de Pista, Kingpin, el Duende Verde, el Doctor Muerte, Morlun, el Enterrador, el Camaleón, Electro, el Mataarañas, el Conmocionador, el Doctor Octopus, Sathra, Matanza, el Buey de los Forzadores, el Rino, el Escarabajo (o Match-1) y el Duende.
Posteriormente Spiderman vuelve a su línea y salva el problema planteado al principio de la saga (aunque el Doctor Extraño, el otro implicado, se ve metido en uno que se solucionará en una serie aún inédita). Tras eso, las últimas cuatro páginas, a cargo de John Romita Sr., ofrecen la conversación de Peter con Tío Ben (el cómo o el porqué no lo diré) donde en el fondo Peter reconoce que le gusta su vida y que da gracias por ella, con sus aciertos y sus fallos, todos los días.
Primero diré que lo que más me ha gustado es la doble página que comentaba antes a cargo de John Romita Jr., así como las cuatro últimas páginas a cargo de su padre John Romita Sr. El repaso a los enemigos más destacados de Spiderman también está bien (aunque ya digo que en los que se paran más son todos momentos de la etapa Ditko). Y luego ese Spiderman otoñal del futuro, y el porqué acaba así, plantea dudas y conjeturas la mar de interesantes de lo que puede suceder para llegar hasta ahí.
Pero en su contra hay que decir que lo que sucede en este número podía muy bien suceder en cualquier otro, que cómo número especial tenía que haber tenido una historia única y no un arco argumental que acaba en este n

La Ultima Cacería de Kraven y Spiderman Loco, dos grandes sagas de Spiderman

caceria.jpgEl segundo coleccionable de Spiderman ha empezado de manera inmejorable, ya que si en el tomo 3 se podía disfrutar de la boda de Peter Parker y Mary Jane, después de tantos años en un continuo “tira-y-afloja”, en los tomos 4 y 5 he podido disfrutar de la (para mí aún inédita) “La última cacería de Kraven”, según muchos la mejor historia de Spiderman de todos los tiempos.
Es curioso, según pone un artículo incluido en el coleccionable, que tanto esta historia como la posterior saga de “Spiderman loco” fueran incluidas a modo de relleno antes de que se hicieran cargo de las series arácnidas los nuevos equipos creativos, cambio con el que querían resaltar el también cambio civil de Peter Parker, de soltero a casado.
Y es curioso porque ambas sagas son de una madurez increíble, oscuras y tenebrosas, y con carga social y crítica. La más sorprendente puede ser “La última cacería de Kraven”. Es facil compararla con el “Born Again” de Daredevil, otro hito del comic y también la mejor historia del vigilante de la Cocina del Infierno. Pero si bien en aquella el nivel excelente bajaba un poco al final con la aparición de Nuke (lo cual rompía en parte el relato psicológico emprendido hasta entonces por una pelea super-heroica en toda regla) aquí el aspecto visual de historia tenebrosa, oscura y de carácter rompedor se mantiene en todo momento. Hasta la inclusión de Alimaña, que en un principio me hacía pensar que quizás bajase el nivel de relato como pasó con el Nuke de “Born Again”, está perfectamente justificada.
Pero principalmente lo mejor de “La última cacería de Kraven” es como un personaje al que nunca se le había dado mucha importancia está tan perfectamente construido, con una personalidad tan clara, con unas motivaciones retorcidas tan bien expresadas. Su historia, los motivos que su locura le dicta para actuar, incluso su final. Posiblemente tras la muerte (que luego no fue tal) del Duende Verde en “Amazing Spiderman” 122, la muerte de Kraven es la mejor muerte que se ha visto nunca de un villano en un comic del trepamuros.
Y luego estan las dudas de Spiderman, su miedo, sus sensaciones. Desde siempre lo que motivo al héroe fue su sentido de la responsabilidad, pero en las historias clásicas jamás se le pasaba por la mente que pudiera morir un día (era un alegre aventurero haciendo bromas en todo momento). Desde esta aventura creo que el personaje maduró y se dio cuenta de que cualquier día podía morir, que era superpoderoso, pero eso no significaba que fuera invulnerable (eso se nota en la seriedad que tiene Peter Parker en todo momento, tanto antes como después de sufrir la experiencia a la que le somete Kraven). El momento en el que “vuelve” y se reencuentra con Mary Jane lo encontré precioso, sobretodo después de lo que sufre la pobre sin saber que pasa.
Cómo complemento a “La última cacería de Kraven” recomiendo el “What If” titulado “¿Y si Kraven el cazador hubiese matado a Spiderman?” donde la tragedia es aún mayor, al menos para la pobre Mary Jane Watson, que recién casada se encuentra viuda. La escena donde le comunican la noticia os aseguro que me dio incluso congoja.
Y la cosa queda redondeada con la siguiente saga, quizás no tan impactante para el héroe como la anterior, pero con una carga social increíble, ya que bajo la historia del manicomio de Pleasent Valley creo que se encuentra una feroz crítica al servicio psiquiátrico estadounidense de aquella época, donde estoy seguro (y no te extrañe que en la actualidad aún se haga) tratan a esos enfermos como basura, sabedores de que como en el fondo no se pueden defender, nunca se rebelaran contra sus guardianes. Y no sólo a nivel de manicomios, porque no son tan antiguos los casos de geriátricos donde a la gente mayor se les hacía lo mismo. En las noticias se ha visto.
En fin, dos sagas importantes, increíbles y tremendamente adultas, que en su momento se metieron sólo como relleno antes del cambio de equipos creativos, pero que el tiempo ha puesto en su lugar (especialmente “La última cacería de Kraven”, la cual creo que es el clásico que todo el mundo dice, así como la mejor historia de Spiderman que he leído yo en toda mi vida)

La boda de Spiderman

boda.jpg

Cuando hace un par de años estrenaron la primera película de Spiderman, tengo que reconocer que enseguida me quedé prendado de un personaje con el que fácilmente te podías sentir identificado. Pero mi interés se acrecentó cuando poco a poco, comic a comic, fui conociendo a Peter Parker, la personalidad bajo la máscara.
Tengo que reconocer que debido a la gran cantidad de historias protagonizadas por Spiderman, nunca me he planteado ser un coleccionista completista del personaje, como si lo son muchas personas a las que leo en los foros de internet como los de Dreamers. Pero tras conocer, por medio de diferentes páginas webs que recorren la historia del personaje desde su nacimiento hasta ahora, toda la vida y los personajes que habían rodeado y rodean a Peter Parker, hubo una historia que si tenía muchas ganas de tener, y esa era la de la boda entre él y Mary Jane.
De hecho, mi afición al personaje también se debe al interés que me causó el primer coleccionable que sacó Planeta de Agostini con motivo del estreno de la primera película. En la primera entrega, en un pequeño fascículo número 0, salía una imagen de dicha boda, y yo (sin saber que el personaje tenía un pasado y un futuro) pensaba que me estaba haciendo la única colección de Spiderman, y que dicha colección finalizaría con la boda. Por eso sentí una pequeña decepción cuando supe que la boda no se incluiría en el primer coleccionable, pero me alegré cuando supe que si saldría en el segundo.
Y por fin la conseguí, y por fin me la leí. Y efectivamente he quedado muy satisfecho, y disiento de la política de Planeta de Agostini, que creo que tendría que haber incluido esta historia en el primer coleccionable, como colofón del mismo, junto con las historias del Duende que quedaron colgadas, y que son con las que se ha abierto el segundo coleccionable.
Pero la historia en si de la boda me ha gustado mucho. El soltero Peter Parker por fin se casaba, con una chica a la que conocía desde hacía años (Mary Jane Watson) pero antes de eso pasaba por muchas dudas, e incluso llegaba a pensar en cancelar la boda. Recordaba su pasado, especialmente junto a su primera chica, Gwen Stacy, e incluso (en uno de los momentos que más me han gustado) le decía a la foto de Gwen que le ayudase a elegir, ya que a él le hubiera gustado que ella fuera su chica, pero ahora iba a casarse con otra. Y por otro lado las dudas de la propia MJ. Quiere a Peter, pero está acostumbrada a un ritmo a un ritmo de vida que quizás no pueda llevar (cosa que le preocupa sobretodo a Peter, preocupado por no poder darle lo que se merece). Afortunadamente vencen sus miedos y dudas y se casan, en una ceremonia muy bonita y en una historia que (en resumen) me gustó mucho, como ya habrás podido notar. Incluso lo suficiente para escribir este artículo.

Crítica de cine: LA LIGA DE LOS HOMBRES EXTRAORDINARIOS

league_of_extraordinary_gentlemen.jpg
Crítica escrita originariamente el 7 de octubre del 2003
Antes de comentar la película “La liga de los hombres extraordinarios” tengo que decir que yo aún no me he leido el cómic en el que se basa. Pero tengo que decir que con la película he disfrutado enormemente. Quizás se deba a que cuando era pequeño mi afición eran las historias de Sherlock Holmes y casí cualquier cosa de aventuras ambientada en la época victoriana. Por eso, que este film me reuna a personajes emblemáticos de la literatura de aquella época, me gusta mucho, combinándolo todo con el espectáculo de las superproducciones de hoy en día. La película la encuentro super-entretenida y muy buena, los personajes muy buenos (ahí es nada ese Hyde tipo Hulk) y ciertos detalles de guión (que ese Hyde bestial sea el animal de los crímenes de la Rue Morgue, historia de Edgar Allan Poe, o que el malo sea el profesor James Moriarty, enemigo mortal de Sherlock Holmes) me encantaron. Por eso ahora me compraré tanto la primera como la segunda serie en comic de “La liga de los hombres extraordinarios”, porque cuando además leo que la película ES INFINITAMENTE INFERIOR al cómic, entonces este debe de ser una obra maestra.
De todas maneras la película podía ser excelente si no fuera por ciertos detalles que… “chirrian”, por ejemplo esa supercarrera por las calles de Venecia como si fuera Lemans (y donde, mira tu por donde, no se encuentran a nadie) y que las escenas de acción estan montadas al estilo tres fotogramas por segundo, cuando en una película de estilo clásico, tendrian que haber sido montadas de una manera más clara, y no tan confusas. Pero son detalles que no desmerecen a una película con la que disfruté enormemente.
CALIFICACIóN: **** (buena)

Crítica de cine: CATWOMAN

catwoman_ver3.jpg
Sinceramente, no sé ni como empezar a comentar semejante despropósito de película. Primeramente diré que Catwoman fué EXCELENTEMENTE interpretada por Michelle Pfeiffer en “Batman vuelve”. Aquella SI era la verdadera Catwoman de los comics. Y también recomiendo la serie que actualmente edita Norma sobre Catwoman. Ese SI es el verdadero personaje.
Esto, que dice ser una película basada en dicho personaje, NO LO ES. Ni la protagonista es Selina Kyle (la auténtica Catwoman) ni vive en Gotham ni tiene NADA que ver con el personaje original. Bueno, no habría problema ahi si la cosa hubiera ido para bien. Pero no.
La película se deja ver, no lo negaré, pero sólo una vez. Su argumento es simplón, los actores dan pena (especialmente Benjamin Bratt, que NO PINTA NADA). Halle Berry a ratos está correcta (sobretodo después de la transformación) pero cuando se pone ESE TRAJE DE PUTA no hay, sinceramente, quien se la crea (como leí en un foro de comics, dificilmente salvaría al mundo esta heroina en invierno, porque pasaría un frio
Y luego la estética es horripilante, que se hayan gastado 100 millones de dólares en hacer esto es vergonzoso, porque sólo en una escena donde el personaje de Sharon Stone cae desde gran altura…. PARECE QUE HAYAN COGIDO UN MANIQUI Y LO HAYAN TIRADO POR LA VENTANA. Y bueno, en general la película me recordó (visualmente) a la también infumalble “Batman y Robin”, o sea que haceros una idea de lo que será.
CALIFICACION: * (mala)
LO MEJOR: Alguno habrá que se ponga cachondo viendo el escote de la Halle Berry
LO PEOR: Son tantas cosas que como me ponga, estoy una hora.
1 39 40 41