¡Que vuelvan los 90!

spiderman la serie animada.jpg

Para Jesús Sánchez Tudela, que nos enseña día a día  a respetar a los clásicos


Bienvenidos al universo de la animación. O más concretamente, a la vida pasada, presente y futura de nuestro amigo trepamuros dentro del mundo que supone el espectáculo televisivo. Aunque Peter no lo sepa, su primer intento de hacerse famoso en el mundo de la televisión gracias a sus nuevos poderes no quedó en tierra de nadie, pues, si bien estos objetivos pasaron a otro término una vez asumida la lección de responsabilidad, el personaje ha vivido, desde los años 60, una vida activa como dibujo animado, llegando a ser muy popular en algunas épocas, sobre todo en los noventa, cuando Spider-Man La Serie Animada alcanzaba en el año 1998 la cantidad de 5 temporadas y 65 capítulos, unas cifras más que entrañables para un superhéroe que anteriormente había contado con sus más y sus menos en la TV y que, durante cinco años de emisión, consiguió encauzar a un público que fue fiel a la serie hasta el último minuto, gracias a la calidad de la misma, tanto en el aspecto gráfico como narrativo. 

Un boom, una catástrofe, el fin del mundo. Cada día que encendemos la televisión y ponemos los dibujos animados, se nos cae el alma a los pies. Al menos, así le ocurre a un servidor. Las cosas ya no las hacen como antes, los efectos digitales, en algunos casos, más que favorecer al aire de realismo y sinceridad de antaño, parece que lo vuelve todo mucho más futurista y menos creíble, una estética que no llega a superar a los famosos 90. Fue entonces cuando las series de animación, y más concretamente los superhéroes, tuvieron un boom particular dentro de las cajas tontas de miles de hogares, que veían como sus personajes favoritos se volvían, de una forma bastante positiva, en seres de acción, que se movían, hablaban, y contaban con innumerables aventuras. Los X-Men, Hulk, Los 4 Fantásticos, etc., todas ellas fueron trasladada al aparato televisivo con buenos resultados, aunque, sin duda alguna, Spider-Man fue, una vez, la gran vencedora en este terreno. 

Con el impulso de varias series de dibujos animados en este terreno, la Fox se lanzó de lleno en la
conquista del mundo arácnido
. Y, la verdad, podemos decir que triunfó. 65 capítulos, repartidos en cinco temporadas, rellenaron un horario de programación que en España se emitió gracias a Antena 3 y que hizo de las delicias de cientos de personas, dando a conocer al personaje a una nueva generación y haciendo gozar a los fans como no ocurría desde hacía mucho tiempo. 

Las claves de su éxito son varias, aunque la razón principal podríamos centrarla en su planteamiento. La historia comienza ya con un Spider-Man muy maduro. Es un personaje que ya ha vivido sus batallas, tiene consagrado una serie de villanos y también cuenta con algunos amigos dentro del mundillo, tales como los X-Men, Lobezno o Daredevil, individuos que tendrán su pequeño papel dentro de la serie.  Nada de presentaciones, nada de picaduras de araña, orígenes u otros cuentos chinos. Stan Lee, Avi Arad y Bob Richardson, los máximos responsables, tomaron la decisión de empezar con un protagonista ya fuerte y curtido, suponiendo que era conocido por todo el mundo. Así pues, la decisión pronto se tradujo en éxito y la serie siguió su camino, permitiendo a nuestro trepamuros evolucionar durante cuatro años.



Sin duda alguna, las tramas también fueron un elemento muy logrado que permitieron que la serie no perdiera su esplendor. Basados en los guiones de algunos de los tebeos más importantes del Cabeza de Red, los aficionados cada vez adoraban más la forma en que tanto los productores como los guionistas trataban algunas de las temáticas más importantes de Spider-Man. Entre ellas, la famosa mutación de Peter (la cual se produce en los cómics en el número 100), la aparición de Veneno, La boda con Mary Jane,  las Secrets Wars o la Saga del Clon son algunas de las más importantes, siempre adaptadas, pero con buen fondo y gran interés dramático. 

También los personajes contaban con una fuerza imparable. Peter Parker es, junto a Spider-Man, nuestro protagonista, y es curioso hablar así, pues aunque no tenemos el uno sin el otro, en este caso, ayer, hoy y siempre, la máscara roja con cristales blancos oculta al verdadero héroe de la historia. Parker es nuestro amigo, compartimos sus inquietudes, sus pensamientos, sus temores y su responsabilidad. Una historia sin P. es una narración vacía. Los productores lo sabían y decidieron darle el valor que el sobrino de Tía May se merecía, siendo uno de los aciertos más importantes del momento, pues son la presencia, el valor y la templaza de Peter lo que llena de cariño y sentimientos algunas entregas. En el capítulo 'Pide un deseo' y su consiguiente, Spider-Man visita a una niña que lo admira y a quien le cuenta sus orígines y sus deseos. Aunque después el episodio se encuentre lleno de acción con la intervención del Doctor Octopus, se nos muestra la parte más tierna, sincera y especial de un ser humano que puede ser cualquiera de nosotros. Además, podemos encontrar todos los ingredientes que, a día de hoy, encontramos en cualquier cómic de Spider-Man, como son el sentido del humor, la responsabilidad, la suerte de P., los problemas cotidianos o el pesimismo del trepamuros.

Por otro lado, contamos con los problemas típicos de una serie realizada hace veinte años. Primeramente, aunque la calidad técnica es pasable, es cierto que existen pequeños problemas de conexión en algunas escenas, pues, posiblemente para ahorrar dinero, algunas secuencias de acción cuentan con planos rodados de otros capítulos. Por ejemplo, puede haber una lucha entre Spider-Man y el Escorpión a plena luz del día, de repente el Cabeza de Red da un salto y, posteriormente, se inserta un fotograma del hombre araña pegado a una pared con poca luz. ¡Sorpresa!, es un fotograma de su lucha con el Lagarto en el primer capítulo. Además, existe un nivel de censura considerable por parte de la Fox, que quiso hacer una serie más relajada en relación a otras como los Power Rangers, que en esa época fue un gran éxito y que tuvo problemas en ciertos lugares por el alto grado de violencia mostrado.

Con todo, en 1998, diferencias entre la Fox y Marvel precipitaron el final de una serie que acabó siendo de infarto, con una última temporada donde se incluyeron hasta tres grandes eventos del mundo Marveliano. Así pues, problemas económicos nos privaron de esta serie, pero que nos quiten lo "bailao", y a Stan Lee hecho dibujo a sí mismo. ¡Olé por ti, maestro! En Youtube, están todos los capítulos íntegros. Aquí, os dejamos el primero.


 
SPIDER-MAN EN LA TELEVISIÓN

A pesar de todo, Spider-Man La Serie Animada, no es ni la primera ni la última serie que se ha hecho del Trepamuros en los últimos 60 años. El Cabeza de Red ha sido uno de los personajes más explotados en esta faceta, y aunque haya guiones y series dignas de olvidar por el bien de la salud de algún admirador arácnido, no es ético dejarlas de lado, y más cuando muchos tenemos constancia de ellas, pero nunca nos hemos parado a pensar como son o cuanto duraron en antena. Así pues, éstas son las apariciones del Hombre Araña en televisión desde 1960:

'Spider-Man' (1967-1970): fue la primera aparición del trepamuros en televisión. Con
un presupuesto muy bajo, la serie cuenta con tres temporadas, siendo la primera producida por Grantray-Lawrence Animation, mientras que las dos posteriores se realizaron bajo la organización de Krantz Films. El cambio de productora no paso inadvertido para los telespectadores, pues ya en su segundo año, el equipo de trabajo de Ralph Bakshi, uno de  los grandes directores de dibujos animados de la época, se hizo cargo del personaje. Al ser capítulos de bajo presupuesto, la calidad visual es mínima, si bien los argumentos son divertidos, aparecen personajes carismáticos como Peter Parker, JJ Jameson o Betty Brand. No obstante, la serie ha perdurado en el tiempo, gracias principalmente a su tema musical de inicio, que ha trascendido las fronteras de cualquier estética o moda posible y por los llamados memes de Internet '60´s Spiderman', conformados por fotogramas y mensajes graciosos que recrean un monólogo interno que poco tiene que ver con el personaje en cuestión. 



'The Amazing Spider-Man' (1977)
: esta serie, creada e interpretada por personajes de carne y hueso, fue un intento de emular a algunas creaciones de la épocas como el Increible Hulk de Luke Ferrigno. Así pues, Nicholas Hammond fue el encargado de dar vida al trepamuros, mucho antes que Tobey Maguire o Andrew Garfield, en una colección de 13 capítulos que recibió muchas críticas por parte de los fans, debido a su baja calidad y a su terrible nivel de adaptación. La mayoría de los capítulos contaba con una estructura definida, donde Peter Parker, fotógrafo de El Clarín, era el protagonista principal, siendo su alterego Spider-Man un elemento secundario, que solo aparecía cuando había problemas que resolver. El bajo presupuesto obligaba a los directores a reducir al máximo las escenas de acción, por lo que, además de vestir solo al final de los episodios la máscara, Nicholas Hammond se enfrentaba por norma general a enemigos de bajo calibre como mafiosos, pandilleros, científicos locos o karatecas chinos. Vaya, que no hay Doctor Octopus, ni Lagarto ni Electro que valgan. Los efectos especiales aún eran algo por descubrir, por lo que no encontramos ninguno de los enemigos clásicos del Cabeza de Red.

The-Amazing-Spider-Man-1977-jpg_170830.jpg  


Por otro lado, la caracterización de los personajes también daba para hablar y quedarse a gusto. El disfraz de Spider-Man, aunque muy parecido al de los tebeos, contaba con un cinturón multiusos y con un lanzarredes externo, que disparaba una soga con la que el Trepamuros escalaba a lo Tarzán. Los cristales de la máscara apenas permitían ver lo que pasaba a su alrededor, y las escenas de lucha estaban rodadas como si de peleas de kárate se tratasen, terminando siempre con los malos empotrados contra alguna pared inoportuna. 

La serie, como hemos dicho antes, estaba compuesta por dos temporadas, la primera, de seis capítulos (el primero de ellos doble) y la segunda de siete (el último de ellos también de mayor duración). La colección sería repuesta durante los años 80 y, para acabar de coronarse, los episodios serían reorganizados en tres películas con título y nombre propio, como si de un film de Spider-Man se tratase. El nombre de estas producciones, ordenadas por fecha de salida, son "Spiderman", "El Hombre Araña contrataca", y "Spider-Man: el desafío del dragón". No, el último título no es broma. 



'Spider-man (Supaidaman)' 1978:  
posiblemente la más bizarra de todas. Era otro 'Live Action', similar al anterior, pero esta vez realizada en Japón y producido por Toei y Bandai, con el fin de introducir al arácnido en la cultura del Sol naciente. Lo más curioso es que Peter Parker cambiaría su nombre por el de Takuya Yamashiro. Por clones, que no quede la cosa. Por cierto, ojo al robot y a la 'Spider-nave' que salen al final del capítulo, porque no tienen desperdicio. 



'Spider-man (1981):
es la segunda serie de animación tras la de 1967, y no duró mucho en antena. Se emitió entre 1981 y 1982, constaba de una temporada de 26 capítulos y sus tramas se parecían mucho a la de los tebeos de la época, si bien no eran muy convincentes. Podemos ver a personajes tan clásicos como JJ Jameson, la Tía May, Robertson o Betty Brand, mientras que también aparecen enemigos como Kraven, Misterio o el Hombre de Arena, además de algunos amigos, entre ellos Namor o el Capitán América. Esta colección nació precisamente con la creación de Marvel Producctions, que tenía como objetivo crear series animadas de sus personajes, lo que finalmente tuvo éxito y nos llevo a la siguiente aparición del trepamuros en televisión.



'Spider-Man and his amazing friends' (1981):
del mismo estilo visual que la serie anterior, estos
 dibujos animados fueron emitidos por la NBC en 1981, siendo el 12 de septiembre la fecha de su estreno. Un año después, con tres temporadas y 24 capítulos a su espalda, daba por terminada su puesta en televisión, si bien en España llegaría a finales de los noventa y principios del año 2000. 

En ella, Peter Parker no está solo y cuenta con la compañía de dos inseparables compañeros, El Hombre de Hielo y Estrella de Fuego, dos antiguos X-Men que ahora viven con la Tía May y su sobrino, en la antigua casa de la anciana mujer, donde tienen montado su centro de operaciones. Tanto boom publicitario tuvo que incluso llegó a tener un número gráfico, titulado Spider-Man and his Amazing Friends nº1, con portada de John Romita. Es importante destacar que el personaje femenino de Estrella de Fuego fue creado precisamente para la ocasión, si bien más tarde tendría su momento de gloria en otras publicaciones gráficas

Con todo, la serie no transcendió más de lo que se esperaba de ella. Con un estilo gráfico casi calcado al usado en la serie del mismo año, los tres aventureros combaten a personajes típicos del mundo Marvel como el Camaleón, Magneto o Juggernaut, si bien también aparecen aliados tales como la Patrulla X o el Doctor Extraño. No eran episodios muy trabajados económica y estéticamente hablando, pero conservaban la esencia del trepamuros y resultaban entretenidos para cualquier fan que se prestase.



'Spider-man Unlimited' (1999): a pesar de lo que pudiera parecer, fue una de las series más criticadas por los aficionados. Planteada como un Spin-off de la edición de 1994, Saban Enterteinment, que era la productora, no pudo hacer historias competitivas y de calidad que rozaran el mínimo, si bien toda la culpa no fue suya. La idea de Saban era adaptar los primeros 13 tebeos arácnidos, aunque en ese momentos, las negociaciones emergentes entre Sony y Marvel impidieron a los altos directivos de la empresa norteamericana el uso del traje original y de los villanos habituales del trepamuros. Así pues, esto planteó un número importantes de problemas que dieron como resultado una serie pobre en contenido, con historias inventadas, estética diferente y personajes muy vacíos.

banner_42.jpg

El argumento se centra en la Contra Tierra, un lugar al que Jonah Jameson Jr. es enviado en misión especial. Sin embargo, los simbiontes Veneno y Carnage aparecen en escena y lo estropean todo, siendo Spider-man señalado como culpable. El trepamuros, para intentar solucinarlo, finge su muerte y vuela a este planeta con el fin de salvar al hijo de su editor favorito. Para ello, Spidey cuenta con un traje nuevo, obra de Reed Richards, que se activa pulsando solamente el reloj de pulsera con el que cuenta Peter Parker. El uniforme está compuesto, además de los típicos lanzarredes, con un sonar para combatir a los simbiontes, un dispositivo de invisibilidad y aracnodispositivos GPS. 



La idea de Saban era emitir dos temporadas de trece capítulos, pero el bajo presupuesto, la poca libertad de creación y el no poseer al 100% los derechos del personaje obligó a la productora a dejarlo en una solo. Y gracias. 

'Spider-Man: the New Animated Series' (2003): esta serie es una especie de continuación del primer film del Trepamuros que se estrenó en 2002, año en el que ya se empezó a trabajar en esta producción televisiva. La idea principal era continuar con el argumento que ya había quedado planteado Sam Raimi en su película, con Norman Osborn ya muerto, Harry Osborn manejando la empresa de su padre y obsesionado con el trepamuros y Mary Jane enamorada perdidamente de Peter Parker. Aparecen personajes curiosos como Kingpin en su versión africana o enemigos del calibre de Electro o el Lagarto



Es una serie realizada en 3D, quizás la razón del por qué solo estuvo una temporada en antena. Los aspectos tan digitales no gustaron a los fans, que siempre han preferido los elementos más clasicos en este punto. Todos los personajes cuentan con buen físico e incluso hay otros secundarios importantes que no aparecen, como Norman o la Tía May, quienes solo se ven en fotos. A pesar de todo, hay que destacar la calidad de sus guiones, pues Brian Michel Bendis sería el productor ejecutivo y su presencia quedaría patente en los diálogos y temáticas. Los personajes cuentan con una gran profundidad de campo, son muy afines a los lectores habituales de cómics y además, resultan muy interesantes, pues invita al espectador a preguntarse sobre la existencia y las razones del comportamiento de estos protagonistas.

'The Spectacular Spider-Man' (2009): es quizás la serie que más ha gustado y más ha llamado la atención desde la producida por Stan Lee y Avi Arad en 1994. La historia nos sitúa con un Peter Parker muy joven, recién picado por la picadura de araña, que tiene que acostumbrarse a sus poderes y que tiene que aprender a superar los problemas que se le presentan día a día. Con dos temporadas a sus espaldas, cada una de trece capítulos, se nos presenta a un Peter Parker que, a cada historia, va redescubriendo sus poderes poco a poco, su papel en el mundo, y en definitiva, el paso de la adolescencia a la madurez. Narrativamente es una gran acierto en todas sus facetas, pues cada episodio nos enseña algo nuevo, tanto en la vida privada como en la activa, con malos muy malosos, mucha acción y escenas con planos ágiles y divertidos. Además, la presencia de Mary Jane, y ante todo, de Gwen y el nacimiento del interés romántico de ambos da vida a una producción que nos redescubre a un Peter de 16 años con muchas ganas de comerse el mundo. La mayoría de episodios combinan el humor y el drama de cualquier persona normal en su día a día, y trata cuestiones importantes de cualquier adolescente, como pudiera ser la identidad, algo que queda reflejado durante los episodios dedicados al simbionte. Además, la trama que gira en torno al Duende Verde y sobre quien se esconde bajo la máscara es simplemente fantástica, con grandes cambios de giro y mucha incertidumbre, que ancla al espectador en el sofá de forma inevitable, provocando el más que posible enfado de su madre o de su parienta. Visualmente, la serie cuenta con muchas semejanzas con la línea Ultimate, asimilando conceptos del gran trabajo de Bendis y Bagley.



La idea inicial era rodar tres temporadas, con un total de 65 capítulos. Sin embargo, Disney compró Marvel, y como pasa en todas las grandes cosas, los peces gordos se pelean entre ellos, se enfadan, balbucean y nos quitan lo que es nuestro por derecho, es decir, al tipo gracioso que habla con gargolas y machaca a palos al Duende Verde. El triangulo formado por las dos empresas anteriores y Sony no consiguió llegar a un acuerdo, y como consecuencia de esto, Disney decidió lanzar su propia serie, 'Ultimate Spider-Man'. Basada en el universo Ultimate, con Nick Furia en su versión negra y SHIELD presente en todas partes, los episodios nos sitúan un año después de que Peter Parker fuera picado por una araña radiactiva y recibiera sus poderes. Ahora, el gran magnate del mundo quiere adiestrar a Parker para ser un definitivo o 'Superior' Spider-Man, por lo que le obligará a formar equipo con otros superhéroes. No, el argumento no es de Slott, y no, no puedo decir que merezca la pena. Muchos Chascarrillos, mucho romper la cuarta pared, simpática, eso sí, pero pocas acción y pocas nueces. Snake será el encargado de redescubrírnosla en la próxima entrega. Como diría él, 'Para mear y no echar gota'.
 

Comentarios

Si yo fuera productor y me pudriría en dinero, con mi creatividad e ingenio estoy seguro que le daría a todos un Spiderman digno, el mejor de todas las generaciones... sin embargo, como dice el artículo, los peces gordos son los que nos quitan lo que es de nosotros por derecho... :(

Para mi mítica la serie de los 60, de hecho siempre he imaginado a Peter y Jameson con las voces que precisamente tenían en la serie (pero sin el acento sudamericano).

Lo que todavía hoy me pregunto es que les costaba a los productores dibujar todas las redes del traje y no sólo de la máscara, guantes y botas. Si además repetían fotogramas hasta la saciedad jeje

Verdaderamente, la de los 90 marcó historia. Sin embargo, hay que reconocer que Espectacular le da mil vueltas.
Y me diréis raro, pero no me disgustaba Unlimited (El Regreso de Spiderman). Me parecía una manera distinta de tratar al personaje.

@ANGEL
No hace mucho Neox reemitió la de los 60 redoblada, es decir, sin aquel acento sudamericano. Aunque habrá gente que ya no le parezca lo mismo, el resultado era muy pero que muy bueno, y algunas voces (Jameson, y me parece que Connors) repetían de la de los 90, que era un lujazo.

Yo todavía estoy esperando que Marvel haga películas animadas de Spidey del estilo de las que hace DC con sus personajes, como Batman Año Uno o El Regreso del Caballero Oscuro.

A ver si editan de una vez por todas en dvd las series animadas de Marvel de los 90 (Spider-man,Iron man y los 4 fantasticos).

Jo, por una vez que se sube un video mio a la página y tenía que ser el de esa serie, recuerdo que tenía intencion de subirla subtitulada, menos mal que cambie de idea, lo mas gracioso fue que alguien me comento que la serie iba a ser mejor que la de Espectacular, supongo que ya se habra dado cuenta de su error.

lo que me gusta de la serie de los 90 fue que nos presento un spiderman que cuenta chistes de manera "inteligente" resolviendo y venciendo a los villanos usando su lado cientifico que hasta ahora no he visto en las peliculas (en amazing spiderman los chistes de spiderrman me parecian muy bobos aunque al menos intentaba ser gracioso)

Qué asco de serie la nueva. No puede ser peor. No se salvan ni los diseños. No es para niños, es para retrasados mentales, sin menospreciar a los retrasados.
En serio, lo he intentado varias veces y no he logrado ni terminar un capitulo entero. Joe Quesada es como el caballo de Troya. Ya se puede dedicar a dibujar cómics que para puestos de responsabilidad es un cáncer.
Y pensar que para semejante bodrio cancelaron Spectacular Spiderman... En serio, Dios, yo creo que no he sido tan malo...

Además pretende ser inteligente y graciosa y es patética y absurda. Un CERO rotundo

Luego está aquello de Spiderman en moto... En serio, ¿qué querían?

@Saulo
Pues ya te lo digo yo: querían un Spiderman "guay".
Es la única serie de Spiderman de la cual no me he molestado en ver ni un capítulo entero. Lo he intentado, de verdad, varias veces en Disney Channel. Primero intenté ver "Gran Poder" el primer episodio, y luego ese otro con el Hombre de Arena. No aguanté ni medio.

Debo decir que el artículo me parece algo subjetivo ya desde el mismo título y que muchos podriamos cambiar, de manera igualmente subjetiva, por un "¡Que vuelvan los 80s!". A pesar de lo cual es cierto que la serie de los 90s fue de lo mejor que se ha hecho junto a "Espectacular".
Sin embargo me gustaría matizar que en los 80s, aqui en España, la antigua serie de Spider-Man lo hizo tan popular (¡todos los niños veian la misma TV!) como, imagino, lo hizo más tarde la de los 90s con su respectiva generación.
En ese mismo sentido señalar que aqui la serie no se la recuerda por esa sintonía (aqui se disfrutó de las melodias de Memo Aguirre, habitual de los openings en español de la época) y que la serie se emitió en castellano de España.

@Jack Ryder
Sería extraño que la serie se hubiera emitido en castellano de España con el opening de Memo Aguirre... yo siempre que he oído hablar de esa serie decían que estaba en latino.
El doblaje al castellano es bastante más reciente.

creo q lo tengo casi todo y la de nicholas hammons la recuerdo con cariño,era malisima si,las mejores para mi fue la sus asombrosos amigos y la mejor de todas la serie del 94

Siento decirlo, pero la serie de los 90 ha envejecido mal. No sé si será tan recordada Ultimate, pero ese Spiderman no era preciso al Peter Parker más temporal, era hijo de su época. Y su época eran los 90 y los tiempos surgidos de la Saga del Clon y (más indirectamente) de la era oscura de los cómics. Y en comparación no fue un buen Spiderman, visto sobre todo con el Espectacular espectacular, se queda en una adaptación a la saga de X-Men. ¿Qué hay esfuerzo? Sí, pero aunque haya momentos épicos, en ocasiones , se olvidan de que los chistes de Spidey se escuchan. Podemos contar los momentos de ese estilo en 3 episodios, el lugar de más.
El diseño de personajes hace que Flash Thompson no puede ser distinguido de Peter Parker. Y sólo por comparar, la ausencia de Gwen Stacy -fusionada y dividida con M.J. y con Felicia Hardy; defecto que es lo que muchos llevaban peor de las películas de Raimy.
Sinceramente, tiene esfuerzo, gracias a este blog supe del enorme proyecto que contenía, pero al mismo tiempo me di cuenta de las diferencias con respecto al de los cómics. Y lo triste es que su mundo carece de Vengadores...

No lo sientas, porque es cierto: ha envejecido fatal. Estéticamente es evidente que es bastante inferior a Batman, que la deja en ridículo. El presupuesto tenía mucho que ver. Pero también tiene sus logros, como crear una historia-río tan larga y compleja y hacer una buena traslación de la mayor parte del mundo arácnido. En aquel entonces, no había nada remotamente similar.

Escribe un comentario









Todo sobre Spider-Man. El Desafío

Todo sobre Spider-Man Un Nuevo Día

Spider-man 3 segun BJLM

Spider-man 3, tu que opinas?

Todo sobre Spider-man Back in Black

¡Enlázanos!