« El Asombroso Spider-Man #77 | Principal | ¿Podría ser Spider-Man un personaje del mundo real? »

Ultimate Marvel #10-11

 ultimate marvel 11.jpg

Guión:
 Brian Michael Bendis, Sam Humphries, Nick Spencer y Brian Wood
 
Dibujo: Luke Ross, David Marquez, Paco Medina y Billy Tan

Color: Dean White, Justin Ponsor y Marte Gracia
 
Contiene: Ultimates v2, 13-15, Ultimate Spiderman v3, 13-14 y Ultimate X-Men v2, 14-15 USA
 
Formato: Comic book, 17x26 cm, lomo  72 y 96 páginas

Precio: 5€/ 5,95€
 
Sinopsis (tomo 10): "¡El Universo Ultimate al alcance de tu mano! Aquí arranca el crossover que aglutina todas las series en una única trama argumental, que alterará significativamente el escenario en que se mueven nuestros héroes. En Ultimates, se produce el regreso del Capitán América, llamado a jugar un papel esencial en el futuro; en Spiderman, el Capi echa una mano al nuevo trepamuros, y en X-Men, Kitty Pryde comienza a reunir a la banda."

 
Sinopsis (tomo 11): "La conclusión de "Divididos, caeremos", el crossover que afecta a todo el Universo Ultimate. En X-Men, un refugiado mutantes se une a la lucha, mientras comienza la guerra por la libertad del homo superior. En Spiderman, Miles Morales se convierte en un miembro de Los Ultimates. Y en la serie de estos últimos, una crisis a nivel estatal une las fuerzas de todos los héroes... ¡Con el más sorprendente final que hayas visto jamás en el Universo Ultimate!"

Nada, que esto no decae. Que Bendis sigue en plena forma y David Marquez sigue erre que erre en querer hacernos olvidar a Sarah Pichelli (que bien dibuja el muy jodío). Y lo más divertido y alucinante es que en estos meses ha conseguido hacernos olvidar -a mí sí- al personaje que era el centro neurálgico de esta colección, Peter Parker. Y eso, no nos engañemos, no se hace si no se es un buen guionista y se tiene un buen plan en la cabeza.

Dicho esto, algo que ya he comentado en alguna que otra reseña, entremos en materia sobre los tomos 10 y 11 de Ultimate Spider-Man. 

En el número anterior vimos como nuestro querido Miles Morales acababa derrotando -de manera un tanto trágica- al que es posiblemente el villano que hasta el momento más quebraderos de cabeza le ha supuesto. Su tío, Aaron Morales, alias El Merodeador (curioso que en este Universo Brian Michael Bendis lo haya puesto en lo más alto, ya que en el tradicional no dejó de ser un personaje un tanto secundario en la galería de supervillanos del trepamuros). Y tocaba, ya tardaba, en mostrar a un Spider-Man "perseguido" o simplemente con una mala fama como la que supone el cartelito de "¿ASESINO?". Y es que J. J. Jameson no paraba en el Universo 616 de perseguir a Spidey poniendo titulares en el Daily Bugle que no hacían si no provocar la mala fama que todos conocemos. Ahora le toca el turno a Miles, y además con el hecho de que el personaje no está ni mucho menos a gusto con las consecuencias de la batalla que he mencionado más arriba, matando involuntariamente al hermano de su padre. 

Bendis se mueve como pez en el agua, siempre lo ha hecho, con esas conversaciones mundanas y que acercan al lector al mundo real, el que todos vivimos. De ahí que el progenitor de nuestro héroe le cuente -sin saber que él estuvo involucrado- que Aaron ha muerto y que realmente era algo esperado tarde o temprano. Sin embargo, no hace falta ser muy listo para saber que la maldad del tío de Miles no residía simplemente en las villanías perpetradas, si no que incluso en su último momento supo como quebrar a su sobrino. Tan sólo con una simple y llana frase: "Eres... igual... que yo". Ahí es nada, decirle eso a un chaval, adolescente, con los problemas que tiene intentando hacer las cosas bien y responsablemente, es como poner al Hombre de Hielo delante de un Volcán. 

Pero Bendis va más allá. Una vez que el asunto familiar se ha finiquitado -por lo menos en cuanto a los problemas directos que estaba teniendo Miles- tocaba ampliar, nuevamente, horizontes. Nuestro trepamuros se enfrenta con Baltroc el Saltador en unas páginas que demuestran que Marquez tanto en las viñetas más intimistas como con las frenéticas en cuanto a acción se refiere, se mueve como pez en el agua. Además, y eso me ha encantado, Morales emula muy pero que muy bien a Peter, bromeando y soltando chascarrrillos cuando se enfrenta al delincuente de turno. Es decir, el nuevo Spider-Man sigue teniendo la esencia, por lo menos en ése aspecto, del original. Como no podía ser de otra forma el embite acaba como tenía acabar, no en vano hablamos de un villanete de segunda. Con lo que una vez más la lista de "derrotados" se va ampliando en el currículum de Morales. Pero todo esto poco importa, ya que no es si no la excusa para que acabemos con dos páginas donde el tema que veremos en el próximo episodio no hace otra cosa más que dejarnos con ganas de más. 

Bendis no ha dejado aparcadas a tres de las personas más importantes de Peter Parker. Eso parecía en un principio, pero parece que tienen todavía mucho que decir. Lo cual, en mi opinión, no hace otra cosa que recordarnos de donde venimos y a donde vamos. No hay borrón y cuenta nueva. No es Peter fuera y Miles dentro. Al contrario, desde que empezó la colección hemos visto como poco a poco, gota a gota, nos iban contando las razones de por qué nuestro protagonista quería seguir la estela del anterior trepamuros adolescente, así que es normal, lógico y respetable que tanto tía May, Gwen y Mary Jane sigan estando presentes en momentos determinados (la historia que nos ocupa o la serie limitada Spider-Men). Pero claro está, alguien todavía tiene algo que decir sobre que Morales siga en la brecha superheróica. Punto positivo al guionista, que realmente lo dejó a huevo en su momento, sobre un Capitán América reticente en cuanto a que haya alguien -y más con la edad de Miles- que quiera estar inmerso en el mundo de los superhéroes.

Aquí se habría acabado el número 13 de la edición americana, pero aquí -en esta reseña- no acaba la cosa, ya que comentamos los tomos 10 y 11, con lo que podemos -y lo vamos a hacer- comentar el siguiente número. Interesantísimo la verdad. 

El Capi tiene una postura totalmente, repito, TOTALMENTE comprensible. Él cree tener su parte de culpa en la muerte de Peter, con lo que no quiere que la historia se repita. Si a eso le sumamos que el nuevo héroe es incluso más joven que el sobrino de tía May... apaga y vámonos. Así que hay que descubrirse, yo lo hago, por la valentía y el arrojo que tiene Gwen Stacy enfrentándose a una leyenda viviente como Steve Rogers. Porque no todos los días alguien le dice "¡IMBÉCIL!" a la cara y no acaba enfrascándose en una pelea. Pero claro, hablamos de algo tan drámatico como la muerte de un ser querido, con lo que cualquier tipo de respeto hacia alguien se pierde, como es el caso que nos ocupa. Y una vez más Bendis vuelve a sacar jugo de las conversaciones mundanas y reales que podrían tener estos personajes si estuviesen en el mundo real. En algunas colecciones o personajes puede ser que se le critique por ello, en esta en concreto todo lo contrario. Al igual que en Alias, aquí todo funciona a la perfección. No en vano, opinión personal, es la mejor colección Ultimate que se publica en la actualidad, y con diferencia. 

Mucho les ha tenido que convencer Miles Morales a tía May y Gwen para que le hayan ofrecido uno de los "legados" de Peter. Y digo convencer por su actitud y responsabilidad. Posiblemente hayan visto un reflejo de lo que era Parker, de ahí que estén en contra de lo dicho por Rogers. Y por eso algo tan icónico como los míticos lanzarredes acaben siendo heredados por Miles. Aunque como él mismo dice "¿qué pasará cuando me quede sin telarañas? ¿me las tendré que hacer yo?". Ya lo pensará mañana leemos. Y supongo que el guionista dará una explicación sobre ello, ¿no?. 

Así que la mejor forma de "convencer" al Capitán América de que está equivocado en su decisión de dejarlo al margen de todo es... hacer lo contrario. Algo que también solía hacer el bueno de Parker. Y aquí está el meollo de la cuestión. El POR QUÉ ME ENCANTA MILES. Y es algo que estamos viendo desde que empezó la colección hace ya unos cuantos meses. Es un adolescente, más joven que Peter, pero su forma de tratar los problemas, a los enemigos, de solventar las situaciones adversas, son de alguien muy muy maduro. Hace fácil lo difícil, incluso contra villanos que pueden derrotarlo de la manera más bestial (caso de Rino, que es el que nos ocupa). Pero él no, él busca en su cabeza no cometer errores anteriores -muerte involuntaria de su tío-, de manera que el lector todavía siente más empatía hacia él.

Poco más puedo decir de una colección, como he dicho más arriba, que me está encantando de principio a fin. No tengo conocimiento ni datos sobre ello, en serio, pero en cuanto salga una recopilación seré de los primeros en hacerme con ella. ¿Por qué? Pues indudablemente porque está mereciendo una sitio digno en mis tomos más queridos. ¿Y vosotros? ¿Opináis igual?



Un 4

TrackBack

URL de TrackBack para ésta entrada:
http://bajolamascara.universomarvel.com/cgi-bin/mt/trblm.cgi/3118

Comentarios

Coincido contigo Snake,Ultimate Spiderman justifica totalmente la compra del tomo(aunque Ultimates mola bastante tambien).Miles Morales y el aprovechamiento del legado de Peter son sin duda los grandes puntales de la coleccion y Marquez ha conseguido que no eche de menos a Pichelli.Ojalá la coleccion siga asi durante el sig io ente evento(el mes que viene toca numero doble:)

Yo solo he leido tres numeros, los tres ultimos, y de momento lo que mas me gusta son los X-Men en estos tomos, Kitty Pryde ha sido una de mis favoritas de siempre.
Respecto a Spiderman, Miles ni fú ni fá....de momento me parece un quiero y no puedo. Un mejicano negro (????) de familia mas o menos acomodada, con un tío cabroncete, al parcer han querido evitar que el personaje fuese Wasp. Las comparaciones son odiosas, pero ni por asomo se puede comparar a Peter Parker, ni el colegio con el Midtown de Pete, pobretoncete, de origen humilde, con una tía endeblita, aguantando palos de Flash, de J.J. Jameson y demás. Nada de culpas por el tío Ben...
Y respecto al disfraz, de momento una pulga saltarina... en mi opinión a años luz del otro Spiderman.
Eso sí, el dibujo de Marquez es francamente bueno.

Escribe un comentario









Todo sobre Spider-Man. El Desafío

Todo sobre Spider-Man Un Nuevo Día

Spider-man 3 segun BJLM

Spider-man 3, tu que opinas?

Todo sobre Spider-man Back in Black

¡Enlázanos!